Después de 124 años de historia, el fabricante se atreve con el lanzamiento de un vehículo de propulsión puramente eléctrica.

Si bien no es algo pionero en el Grupo Volkswagen, sí que lo es en la marca. Y es que Skoda está a punto de empezar a producir en serie el que será el primer vehículo totalmente eléctrico que lance al mercado.

Su incursión en este tipo de coches 'cero emisiones' se producirá con el denominado Citigoᵉ iV, que es el vehículo urbano que la firma ofrece como modelo de acceso a la gama.

Galería: Skoda Citigoe iV 2019

Como sabes, el Citigo es un automóvil de reducidas dimensiones, con una longitud de 3,60 metros de largo y 1,65 de largo, que ofrece espacio para cuatro ocupantes y un maletero de 250 litros (923 litros abatiendo la banqueta trasera).

Esta versión eléctrica se ofrece únicamente con la carrocería de cinco puertas, asociada a los acabados Ambition y Style.

Si lo comparamos con las versiones con motor térmico, el Skoda Citigoᵉ iV presenta elementos estéticamente diferenciados, sobre todo en la parte delantera, donde incorpora un paragolpes ligeramente revisado, así como una parrilla pintada del mismo color que la carrocería.

Skoda Citigoe iV 2019

De serie, el pequeño de la familia equipa faros antiniebla y luces de conducción diurna con tecnología LED de serie, mientras que los intermitentes laterales se integran en las carcasas de los retrovisores exteriores, a elegir entre los de color negro o los pintados en el mismo tono que el resto del vehículo.

Las llantas de aleación que monta en el acabado de acceso (Ambition) son de 14 pulgadas, con las de 16 pulgadas, de diseño bitono Scorpius, reservadas como opción. Estas últimas, sí que se incluyen de fábrica en la terminación Style.

Skoda Citigoe iV 2019

El habitáculo de este modelo eléctrico también se ha revisado, con un panel de instrumentos negro que, en su parte superior, luce este mismo tono en la terminación Ambition, mientras que, en la Style, el acabado es en plata.

Si pasamos al apartado más interesante de este Skoda, tenemos que hacer referencia al uso de un motor eléctrico de 61 kW de potencia, que equivale a casi 82 CV. El par máximo anunciado es de 210 Nm, la aceleración de 0 a 100 km/h se lleva a cabo en 12,5 segundos y la velocidad máxima es de 130 km/h.

Para alimentar el motor, el Skoda Citigoᵉ iV recurre a una batería de iones de litio, con 36,8 kWh de capacidad, situada en la parte baja del automóvil.

La autonomía anunciada es de 265 kilómetros, con una opción de carga rápida al 80% en tan solo una hora. Esto será posible cuando hagamos uso de una estación especial de 40 kW, para lo que tenemos que recurrir al cable de carga CCS.

Para recargas con potencias de 7,2 kW, el proceso necesitará algo más de cuatro horas, tiempo que se elevará a 12 horas y 37 minutos, si procedemos a enchufarlo en un sistema doméstico convencional, de 2,3 kW.

Si estás interesado en este urbano 'verde', atento, porque se empezará a producir en la segunda mitad de año.