El modelo de la marca del rombo tendría un precio de compra asequible, aunque todavía no está confirmado para Europa.

Aunque ya lo vimos en formato de ejercicio de estilo, Renault acaba de enseñar el aspecto definitivo de su nuevo City K-ZE como modelo de producción.

La cita elegida ha sido el salón de Shanghái y se trata de un modelo muy importante para el fabricante francés y sus aspiraciones en el país oriental, donde las ventas de vehículos eléctricos están creciendo a un ritmo espectacular (760.000 unidades vendidas en 2018).

En términos estéticos, el City K-ZE comparte muchas similitudes con el Kwid, sin llegar a ser una simple copia. El diseño de la carrocería está bastante trabajado, sobre todo en el frontal, donde las ópticas principales lucen un diseño moderno, quedando integradas con la llamativa parrilla.

La parte trasera también tiene algunas peculiaridades, empezando porque es bastante distinta a la que pudimos ver en el concept. En líneas generales, el City K-ZE es una evolución del Kwid, en formato de SUV urbano. Las grandes protecciones de la carrocería y la altura libre al suelo de la carrocería, de 150 milímetros, lo diferencian claramente del canon de urbano clásico.

El salpicadero y la instrumentación también están tomados del Kwid, pero nuevamente, la presencia de elementos específicos, incluida una pantalla táctil de 8,0 pulgadas en el centro, le confiere una imagen personal.

El equipo multimedia contempla navegación online, cámara trasera de ayuda al estacionamiento y conexión wifi 4G. El volumen del maletero asciende a 300 litros.

Renault City K-ZE 2019

Por ahora, Renault no ha desvelado mucha información técnica. La autonomía y potencia, además de las prestaciones se mantienen en secreto. Sin embargo, sabemos que el vehículo ocupará una posición en el segmento de los vehículo low-cost, por lo que es difícil pensar en avances significativos en dichas materias. Según algunos rumores, el alcance se limitará a unos 270 kilómetros.

Renault también asegura que la batería (de la que se desconoce la capacidad) ofrecerá un 80% de carga en un periodo de 50 minutos, en un punto de carga rápida. En cambio, en una toma doméstica de corriente, la maniobra de carga completa necesitará un mínimo de cuatro horas.

Renault City K-ZE 2019

El Renault City K-ZE será fabricado en China por la empresa eGT New Energy Automotive Co, un fabricante unido a la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y Dongfeng. Se comercializará en el mercado local a un precio que, según las estimaciones, rondará los 9.000 euros. Por último, su comercialización en Europa parece poco probable, aunque Renault haya enfatizado la dimensión 'global' del vehículo.