Primero se comercializará en el país asiático y, posteriormente, la marca se planteará traerlo a Europa.

De momento, solo es un 'concept car', pero se hará realidad en China... y a lo mejor en Europa. El Renault K-ZE adelanta el futuro SUV eléctrico de la casa, un coche asequible que se engloba dentro del plan estratégico 'Drive the Future'.  

El vehículo ecológico, de corte urbano, que surja de este prototipo aterrizará primero en el país asiático, el territorio número 1 en ventas de automóviles eléctricos.

Carlos Ghosn, CEO del Grupo Renault, explicó del vehículo de producción que "será un automóvil urbano asequible, un SUV que combinará lo mejor de nuestra compañía: liderazgo en vehículos eléctricos, experiencia en modelos asequibles y capacidad para establecer alianzas sólidas".  

Renault K-ZE Concept

Volviendo al prototipo, toma soluciones estéticas del Captur y el Kwid, y homologa 250 kilómetros de autonomía en el ciclo NEDC. Viene equipado con un sistema de carga dual, válido para instalaciones domésticas y públicas. Dentro de su dotación, incluye sensores de aparcamiento traseros, cámara posterior de asistencia al estacionamiento y pantalla táctil para el sistema de infoentretenimiento y el navegador. 

El coche 'real' lo veremos en China en 2019. Lo fabricará e-GT New Energy Automotive, una compañía especializada en automóviles eléctricos, creada por Nissan y Dongfeng Motor Group. Ahora solo queda ser pacientes y esperar si, finalmente, el hermano campero del ZOE también aterriza en los mercados europeos. 

Renault K-ZE Concept

Si se da luz verde a este coche en España, la gama SUV de Renault dispondrá de cuatro modelos: K-ZE, Captur, Kadjar y Koleos. Asimismo, el plantel de modelos 100% eléctricos ascendería a cinco, si contamos el Twizy, el ZOE, el Kangoo Z.E. y el Master Z.E. 

A diferencia de Audi y Mercedes-Benz, con SUV eléctricos de precio elevado, el primer crossover ecológico de Renault destacará por su precio ajustado. Una decisión, a priori, acertada y que acercará a más clientela un vehículo necesario en China, habida cuenta de la polución que asola el territorio.

Galería: Renault K-ZE