Se trata de algo que no se ve muy a menudo... y que no está claro qué es.

El Volvo P1800, uno de los modelos más icónicos del fabricante sueco, cumple el año que viene nada menos que 60 primaveras, pero hasta hoy, este clásico coupé no ha tenido un sucesor espiritual en la gama Volvo. Ahora, no obstante, tenemos un poco más de esperanza en que la marca celebre este aniversario como se merece.

Nuestros fotógrafos espía nos acaban de enviar una serie de fotos de un prototipo de pruebas que, evidentemente, tiene las formas del Volvo P1800, aunque no estamos seguros de qué es exactamente. ¿Algún tipo de celebración por parte de Volvo? ¿Un prototipo único, 'one-off'?

Galería: Volvo P1800, fotos espía

Lo cierto es que nos hemos quedado muy sorprendidos, para bien, con este Volvo P1800 tan particular, aunque de momento lo único que podemos hacer es especular sobre su naturaleza. ¿En qué estará trabajando Volvo? ¿Tiene siquiera algo que ver este coche con el fabricante escandinavo?

Por el momento no podemos dar respuesta a estas preguntas, pero suponemos que, efectivamente, Volvo está involucrado en este proyecto. De ser así, apostamos por que podría tratarse de un restomod completamente eléctrico del modelo, con ocasión del 60 aniversario del P1800.

Volvo P1800, fotos espía

Tras una rápida investigación sobre la matrícula, hemos podido saber que el vehículo está registrado como un P1800 de color rojo, a nombre de Mattias Evensson, que actualmente es el responsable de desarrollo de motores de Cyan Racing.

¿Te suena este nombre? Quizá sea porque se trata de la división de competición de Geely, la empresa china propietaria de Volvo y Polestar, así que los cabos van casando y, cada vez, parece más cercana esa conexión entre el misterioso prototipo de las fotografías y el fabricante sueco. Además, el camuflaje que luce el vehículo es sospechosamente similar al que utilizan Volvo y Polestar. 

Volvo P1800, fotos espía

El coche en cuestión, además, también perteneció en el pasado a Jonas Christian Dahl, la persona que compró Polestar en 2004, antes de pasar a formar parte de Volvo, y que actualmente es el CEO de Cyan Racing. 

Desde luego, el prototipo tiene un aspecto muy parecido al modelo original, aunque saltan a la vista unos pasos de rueda ensanchados, así como ruedas y neumáticos más generosos. Además, no hay rastro de salidas de escape, y esta es la razón por la que creemos que se trata de un vehículo totalmente eléctrico. En cualquier caso, hasta que no haya nada oficial, será complicado salir de dudas...

Fuente: CarPix