Como todavía no hemos visto el modelo, lo recreamos con detalles deportivos.

Fue en el año 2017 cuando Hyundai presentó su nueva familia de modelos deportivos, Hyundai N, con el llamativo i30 N, puesto a punto en el centro de pruebas de Namyang y en el mítico circuito alemán de Nürburgring.

Después, la familia ha crecido con el Hyundai i30 N Fastback y con el Veloster N (comercializado en Norteamérica, por ejemplo), así que de momento son tres modelos. El objetivo de la marca coreana es aumentar el número de miembros de esta gama deportiva y, según los rumores, tanto el Tucson como el i20 serán los siguientes en beneficiarse de la varita mágica N.

Galería: Render Hyundai i20 N 2020

Aunque del Tucson N sí hemos oído ya algunos detalles, del pequeño i20 N de segmento B poco se ha hablado. Como es habitual, en Motor1.com hemos decidido imaginar cómo lucirá el futuro i20 N con esta recreación digital del nuevo miembro de la familia deportiva, que de momento solo hemos visto en fotografías espía.

Este i20 N tendrá una parrilla con adornos en color gris oscuro, un paragolpes más elaborado que el modelo convencional, elementos contrastados de color rojo en el paragolpes, faros LED oscurecidos y unas entradas de aire que, esperemos, serán generosas.

En la vista de perfil, este i20 N debería equipar unas llantas en diseño específico, de corte más deportivo que las de la gama convencional y, por tanto, más en línea con las que ofrece su hermano mayor, el i30 N. Además, la carrocería debería estar más cerca del suelo, con una suspensión rebajada en al menos 1,5 centímetros. 

Y, ¿qué pasa con los detalles técnicos de este nuevo N? Entre los deportivos del segmento B, 200 CV se está convirtiendo en una cifra habitual, y lo más razonable para alcanzar dicha potencia sería el bloque de gasolina 1,6 litros de Hyundai, en su versión turbo 1.6 T-GDi. Para esta edición deportiva se podría exprimir hasta los 204 CV e ir asociado a una caja de cambios manual, de seis velocidades. 

Render Hyundai i20 N 2020
Render Hyundai i20 N 2020

Es probable que el i20 N ofrezca también la opción de equipar un diferencial autoblocante para optimizar la motricidad, tratándose de un tracción delantera. En cuanto a prestaciones, seguramente roce los 220 km/h de velocidad máxima e incorpore frenos de 300 milímetros de diámetro en el eje delantero, junto a pinzas de, por lo menos, cuatro pistones. Además, es probable que se desarrollen unos neumáticos Pirelli específicos para el modelo, como ya hicieron con el i30 N.

A pesar de que la idea de un Hyundai i20 N es emocionante y bastante lógica, lo cierto es que las normativas de emisiones podrían acabar con proyectos como este. De hecho, más le vale hacerse realidad como modelo de producción en 2020, ya que el cambio de generación del i20 está a la vuelta de la esquina, y esto podría retrasar el N hasta por lo menos 2021.