El modelo coreano ofrece una moderna transmisión automática de doble embrague con siete velocidades.

El fabricante coreano está inmerso en un proceso de renovación completa de todos sus vehículos. Tanto es así que, actualmente, el 90% de la gama de producto de Hyundai tiene menos de dos años. Uno de los últimos modelos en estrenar imagen es el Hyundai i20 2018.

El utilitario oriental actualiza su estética y su oferta mecánica, que ahora prescinde de las mecánicas turbodiésel. Además, estrena una eficaz caja de cambios automática con siete velocidades y tecnología, en materia de seguridad, nunca antes vista en este modelo.

Hyundai i20 2018 primera prueba

En términos estéticos, el nuevo i20 estrena frontal, en el que destaca la nueva parrilla, en forma de cascada tal y como la denomina el fabricante. Las ópticas principales también dibujan una nueva forma y la carrocería se beneficia de elementos exclusivos, como el techo solar panorámico o la combinación de dos tonalidades.

En este apartado, conviene hacer una puntualización referida a los tipos de carrocería disponibles. De esta forma, el cliente podrá escoger entre una de 5 puertas, otras de tres, denominada Coupe, además de la denominada Active, de corte campero, con protecciones en la parte baja de la carrocería y barras de techo longitudinales. En total, se puede elegir entre 17 combinaciones de colores, mezcladas con un catálogo de llantas de aleación de 15 y 16 pulgadas, en función del acabado elegido.

También te podría interesar:

Rediseño de la segunda generación

Respecto a las dimensiones, el nuevo i20 anuncia unas dimensiones de 4,03 metros de longitud, por 1,73 de anchura y 1,47 de altura. El maletero cuenta con un volumen de 326 litros, suficientes para dar servicio a los cinco ocupantes que alberga en su interior. En este sentido, el utilitario coreano está en la media del segmento.

Hyundai i20 2018 primera prueba

Si pasamos al interior, apreciamos un salpicadero moderno y bien estructurado. La pantalla digital táctil del sistema de infoentretenimiento está perfectamente integrada en la parte alta de la consola central y, gracias a los botones de acceso directo, manejar las diferentes funciones resulta muy sencillo.

Además, la instrumentación, con dos relojes analógicos de gran tamaño, separados por una pantalla digital para el ordenador de a bordo, ofrece una magnífica visibilidad. El asiento del conductor ofrece una buena comodidad, con numerosas regulaciones, que permiten adoptar una postura al volante relajada, independientemente de la estatura. Asimismo, la insonorización del habitáculo es correcta y ayuda a generar una atmósfera de confort interior.

Hyundai i20 2018 primera prueba

En el capítulo mecánico, el utilitario de Hyundai apuesta solo por mecánicas de gasolina. Todas incluyen, de serie, el sistema de parada y arranque automático 'Idle Stop&Go' y cumplen con la normativa Euro 6d. El motor de acceso a la gama está representado por el bloque atmosférico 1.2, con cuatro cilindros y una potencia de 84 CV. Está asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

La oferta se completa con la mecánica tricilíndrica 1.0 T-GDI. Incluye un turbocompresor y desarrolla 100 y 120 CV. Se puede combinar con una caja de cambios manual de seis velocidades o con la automática de doble embrague 7DCT, con siete velocidades.

Hyundai i20 2018 primera prueba

Otra de las novedades que disfruta el nuevo modelo coreano es el denominado paquete de seguridad activa SmartSense, que incluye los asistentes de mantenimiento de carril LKA (Lane Keeping Assist) y de frenada de emergencia FCA (Forward Collision Avoidance Assist), el sistema de alerta por cansancio del conductor DAW, además del asistente de luz de carretera HBA. Todo, sin olvidarnos de los más modernos protocolos en materia de conectividad, como son Apple CarPlay y Android Auto, también disponibles para el cliente.

Hyundai i20 2018 primera prueba

Durante una breve toma de contacto por las carreteras cercanas a Madrid, hemos tenido la ocasión de conducir una unidad del i20 5 puertas, equipada con el motor 1.0 T-GDI y cambio 7DCT. Lo primero que quiero destacar es la suavidad y rapidez con la que actúa la transmisión automática. Resulta un elemento imprescindible para sacar el mejor rendimiento al motor de tres cilindros, que no vibra en exceso, todo sea dicho.

Además, los consumos no suponen una traba en el uso diario. Oficialmente, declara 5,2 litros cada 100 kilómetros, aunque durante nuestra prueba, nos movimos en los 5,6 litros. Una cifra superior, pero totalmente asumible y muy buena para una mecánica de gasolina. En cualquier caso, esperamos poder sacar conclusiones más precisas en una próxima prueba, más extensa, por nuestros recorridos habituales.

Así las cosas, solo queda mencionar los acabados disponibles: ESSENCE, KLASS y TECNO. Los precios arrancan en los 19.185 euros de la versión 3 puertas; desde 16.515 euros, el 5 puertas y desde 18.215 euros, en el caso de la versión Active.

Hyundai i20 5p 1.0 T-GDI 100 CV 7DCT Tecno

Motor Gasolina, 3 cilindros en línea, turboalimentado, 998 cm3
Potencia 100 CV a 4.500 rpm / 172 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague 7DCT, 7 velocidades
0-100 km/h 11,4 s
Velocidad máxima 182 km/h
Consumo 5,2 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.110 kilos
Número de asientos 5
Precio base 20.315 euros

Galería: Hyundai i20 2018 primera prueba