El actualizado modelo coreano solo ofrece motores de gasolina e introduce más argumentos en el apartado de la conectividad.

De cara a completar con garantías el segundo ciclo de su vida comercial, el Hyundai i20 2018 acaba de recibir una interesante actualización, que pasamos a detallar a continuación. Como suele ser habitual, el restyling se ha enfocado, principalmente, en los apartados estético y tecnológico... aunque hay una sorpresa, la renuncia a motores de ciclo diésel.    

En el primer área, cabe destacar la adopción de la parrilla corporativa de Hyundai, en forma de cascada, que le otorga un claro aire de familia y con la que el coche gana presencia. En la zaga, se estrenan el paragolpes y los pilotos rediseñados, mientras que, en el lateral, se observan nuevos juegos de llantas de aleación de 15 y 16 pulgadas.

Ahora, la personalización entra más en juego que nunca, al poderse escoger una carrocería bicolor, con el techo Phantom Black, y nuevas tonalidades exteriores: Tomato Red, Champion Blue y Clean Slate. En cuanto a las carrocerías, prosiguen los tres formatos anteriormente disponibles: cinco puertas, Coupé y el de aspecto campero Active. 

Hyundai i20 2018

Hyundai i20 2018, conectado con el exterior

En el ámbito de la conectividad, hay que destacar varias mejoras. Ahora, el sistema de infoentretenimiento se gobierna a través de una pantalla táctil de 7,0 pulgadas y es compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay. Asimismo, se introduce un nuevo puerto USB en la consola central. 

El Hyundai i20 2018 también es más seguro, gracias a la incorporación de varias ayudas electrónicas a la conducción, englobadas en el término Hyundai SmartSense. Algunas de ellas son los asistentes de luz de carretera y de frenada de emergencia automática en ciudad, así como sistemas como el activo de alerta por cambio involuntario de carril y de alerta por cansancio del conductor. 

Hyundai i20 2018
Hyundai i20 2018
Hyundai i20 2018

Hyundai i20 2018, ni rastro de diésel

En el comunicado internacional de prensa, solo se habla de motores de gasolina. En concreto, son cinco, tres de aspiración atmosférica y dos turboalimentados y tricilíndricos. Los primeros son un 1.2, de 75 y 85 CV, con caja manual de cinco velocidades, y un 1.4, de 100 CV, con seis marchas. Los segundos, pertenecientes a la familia T-GDI, cubican 1,0 litros y entregan 100 y 120 CV. El menos potente trabaja junto con un cambio de cinco relaciones, mientras que el otro gana una velocidad.

Las dos mecánicas con turbocompresor se pueden vincular, opcionalmente, a una transmisión automática de doble embrague, con siete marchas. Queda por saber si todos estos propulsores llegan al mercado español, pero parece evidente que los motores turbodiésel 1.1 CRDi, de 75 CV, y 1.4 CRDi, de 90 CV, han desaparecido del catálogo.    

Todavía no hay fecha definitiva para el inicio de las ventas del Hyundai i20 2018, aunque lo lógico es que se produzca en los próximos meses.   

Otras noticias de Hyundai en Motor1.com:

Galería: Hyundai i20 2018