Este exitoso SUV se renueva para afrontar la segunda mitad de su vida comercial.

Coincidiendo con el salón de Nueva York, el Hyundai Tucson 2018 se renueva con un restyling, que asemeja su aspecto al de su hermano mayor, el Santa Fe. Pero las modificaciones van más allá de la estética, ya que también hay cambios en el habitáculo, así como nuevos sistemas de ayuda a la conducción. 

Hyundai Tucson 2018 restyling: cambios sutiles, pero suficientes

En materia de diseño, los cambios son sutiles, pero suficientes para diferenciarlo del modelo actual. En el frontal, Hyundai ha incorporado una nueva parrilla trapezoidal con unas formas más rotundas, así como unas ópticas rediseñadas, que incorporan unas renovadas luces de conducción diurna con tecnología de tipo LED. Por otro lado, la trasera recibe nuevos pilotos e inserciones cromadas. 

2019 Hyundai Tucson

Hyundai Tucson 2018 restyling: más cambios en el interior

En el habitáculo, los cambios son más evidentes. El salpicadero sigue una línea similar a la del Hyundai i30, con una pantalla situada en la parte alta de la consola central, una instrumentación rediseñada y un freno de estacionamiento electromecánico. Por otro lado, como comienza a ser habitual, el sistema multimedia resulta compatible con los protocolos de conectividad Android Auto y Apple CarPlay y, además, se incluye un sistema de carga por inducción para smartphone.

2019 Hyundai Tucson

En materia de ayudas electrónicas a la conducción, el Hyundai Tucson 2018 también progresa notablemente. Ahora, los sistemas como el activo de alerta por cambio involuntario de carril y de alerta ante colisiones inminentes son de serie y, además, de forma opcional, puede incorporar elementos como el control de velocidad de crucero adaptativo con función de arranque y parada, el sistema de visión periférica...

En cuanto a las motorizaciones, no habrá cambios significativos en la gama que, como hasta ahora, estará disponible con dos motores de gasolina, el 1.6 GDi de 131 CV y el 1.6 T-GDi de 177 CV. Ambos estarán aparejados a una caja de cambios manual, de seis velocidades, y en el caso del más potente, se podrá optar por la transmisión automática de doble embrague 7DCT, de siete relaciones.  

En lo que a las variantes alimentadas con gasóleo respecta, como representante más potente se situará la versión 2.0 CRDi de 186 CV, combinada con la tracción total y una caja de cambios manual de seis marchas, o bien una nueva transmisión automática de ocho. En cualquier caso, el verdadero corazón de la gama será el propulsor 1.6 CRDi, disponible con 115 o 136 CV. Este último, de forma opcional, podrá equipar tracción total y el cambio 7DCT.

Por el momento, no disponemos de más información sobre su precio o fecha de llegada a nuestro mercado. En los próximos días, sabremos más sobre su llegada a nuestro mercado.

Hyundai, más información en Motor1.com:

Galería: Hyundai Tucson 2018 restyling