Uno de los segmentos más damnificados en esta era de la transición eléctrica es el de los utilitarios deportivos, una pésima noticia para los que nos encanta conducir. No obstante, pese a remar contra viento y marea, Volkswagen mantiene en liza el Polo GTI y, es más, acaba de lanzar la serie limitada 25 Aniversario, con 2.500 unidades para todo el mundo.

Porque, ¿qué mejor forma que celebrar los 25 años de su pequeño deportivo que con una edición especial? Los clientes disfrutan de un vehículo exclusivo y la marca obtiene un mayor rendimiento comercial en cada venta. ¡Todos contentos! 

Ojo porque este coche, que ya se fabrica en Sudáfrica y no en Navarra, resulta algo más extremo que el GTI estándar, a pesar de mantener los 207 CV. Sigue leyendo y te explicamos el motivo. 

El Volkswagen Polo GTI, en cinco puntos clave:

Galería: Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

Diseño

Como es normal en una tirada limitada, este coche presenta un amplio equipamiento de serie. Por ejemplo, no hay que pagar un extra por los faros Matrix LED IQ.LIGHT con tira LED de iluminación diurna e intermitentes dinámicos, ni por las bonitas llantas de aleación Adelaide de 18 pulgadas en negro (con neumáticos 215/40). 

Los adhesivos laterales con el número 25 también son exclusivos y complementan multitud de detalles deportivos: pinzas de freno rojas, retrovisores y pilares de color negro, emblemas GTI en los laterales y en el portón, spoiler trasero bicolor, cristales oscurecidos...

Podría seguir con la doble salida de escape cromada, las tomas de aire frontales con forma de panal de abeja o la tira roja que une los faros. Como ves, la personalización está más que trabajada. Ojo a la antena, que no está integrada y se quita en unos segundos, porque puede ser muy jugosa para los ladrones.  

Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

Interior

La cabina queda suficientemente personalizada para aquellos que buscan una atmósfera 'racing'. El volante está achatado e incluye levas, pespuntes de color rojo y la inscripción 25. Asimismo, los asientos de cuero calefactables disfrutan del emblema GTI y sujetan bien, pero no encajonan demasiado el cuerpo. Y los pedales vienen en acero inoxidable cepillado. 

También hay molduras en negro piano que engalanan el interior, si bien se ensucian con facilidad, así como toques en rojo. Y no nos olvidamos de los umbrales de las puertas, con la placa 'One of 2.500', ni de la inscripción GTI delante del acompañante.

Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

El plástico blando que hay en la parte alta del salpicadero compensa en parte el duro de las puertas. En la instrumentación configurable Digital Cockpit Pro de 10,25 pulgadas se pueden visualizar los tiempos por vuelta y en el monitor central de 8 pulgadas hay información sobre las fuerzas G, la presión del turbo y la temperatura del líquido refrigerante.

Los mandos de la climatización son digitales, pero hay que pulsarlos como unos convencionales. El freno de mano es por palanca, algo que puede 'envejecer' la cabina, pero que personalmente no me genera ningún rechazo. Lo mismo sucede con el selector del cambio DSG, que no es minimalista como el del Golf. 

El sistema multimedia es el App-Connect Wireless para Apple CarPlay y Android Auto, y hay cuatro tomas USB, dos delante y otras dos detrás. Por el navegador, hay que pagar 620 euros como mínimo. 

Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

Como en el resto de la gama, el Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario ofrece unas plazas traseras suficientes para adultos de talla media, es decir, lo lógico en un utilitario de 4,07 metros. Eso sí, no hay asideros ni tampoco salidas de aire que incrementen el confort. 

Por último, el maletero cubica 351 litros, un volumen más que decente, a pesar de que la superficie de carga se encuentra en una posición algo elevada. 

Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

Mecánica

Una vez más, nos encontramos con el 'omnipresente' motor 2.0 TSI del Grupo Volkswagen. En este caso, entrega 207 CV en un rango bastante amplio de vueltas (entre 4.600 y 6.000 rpm), tal y como sucede con los 320 Nm de par máximo, disponibles entre 1.500 y 4.500 rpm. La zona roja comienza en las 6.500 vueltas.

Se trata de una mecánica que combina rendimiento y suavidad extraordinariamente bien. Además, practicando una conducción mixta normal, registra 7,2 litros cada 100 km, una cifra nada exagerada que permite utilizar el coche a diario sin 'hipotecarnos'. Los 6,5 segundos en el 0 a 100 dan de sobra para completar adelantamientos en muy poca distancia.

Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

Lástima que se tenga que conformar con la etiqueta C al no trabajar junto a un sistema de hibridación ligera. Esta mecánica se asocia en exclusiva a la transmisión automática de doble embrague DSG con siete marchas. De ella siempre decimos que funciona con mucha efectividad, si bien nos gustaría que en el modo normal no tuviese una concepción tan ecológica.

Eso supone que abusa de marchas largas y obliga a reducir más veces de la cuenta al acelerar, como si llevásemos un propulsor mucho menos potente. Ya sabes, para evitar esta situación, activa el modo S (Sport) o maneja tú mismo el cambio con las levas. Por cierto, en séptima marcha, el motor gira a 2.000 vueltas a 120 km/h, una configuración perfecta para viajar. 

Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

En marcha

Comentaba al principio que este Polo GTI 25 Aniversario, de tracción delantera, resulta más extremo y lo es por la concepción del chasis. Al fin y al cambio, la altura de la carrocería se ha rebajado 15 milímetros y de serie se incluye la suspensión adaptativa Sport Select, con dos puestas a punto. 

La más dura (Sport) convierte al coche en un vehículo realmente incómodo y 'rebotón' en la ciudad o en asfaltos bacheados, de tal forma que sólo merece la pena seleccionarla en carreteras con el firme en buen estado... o en circuitos. La dirección no disfruta de desmultiplicación variable, pero resulta un buen aliado tomando curvas.

Para obtener una dosis extra de motricidad a la salida de las curvas, el sistema XDS, que simula la actuación de un diferencial autoblocante, permite acelerar fuertemente y realizar la trazada que marcamos con el volante sin perder tracción.

Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario
Prueba Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

En este punto, quizá el Polo GTI no se mueva de una forma tan ágil ni emocionante como el Hyundai i20 N o el Ford Fiesta ST (ya desaparecido), si bien la diversión y la efectividad están más que garantizadas. Por cierto, el reconocimiento de señales de tráfico te ayudará a que no pierdas puntos con facilidad...

Y si lo que buscas son buenas prestaciones en una concepción más suave, sólo tienes que activar el modo Normal de la suspensión y el 25 Aniversario te premiará con un confort más que suficiente para ir sumando kilómetros. De hecho, en cuanto puede, el vehículo activa la navegación a vela (desacopla la transmisión del motor) para optimizar consumos. 

Equipamiento y precio

A todo lo citado en el texto, podemos añadir equipo de sonido con seis altavoces, climatizador automático bizona, acceso y arranque sin llave, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, cámara de visión posterior, retrovisor interior fotosensible, sensores de alumbrado y lluvia, así como muchas ayudas a la conducción. 

Como ya supondrás (y temerás), el precio del Polo GTI 25 Aniversario no es precisamente bajo. De hecho, se acerca peligrosamente a la barrera de los 40.000 euros. En concreto, Volkswagen pide 38.230. Como consuelo, apenas tendrás que pasar por el equipamiento extra porque poco más queda por añadir. 

Dejando a un lado el fuerte desembolso, este coche representa esa conducción 'analógica' que tanto vamos a echar en falta dentro de pocos años, por lo que, chapó por el Polo GTI y le deseamos que dure lo máximo posible en el mercado. 

Volkswagen Polo GTI 25 Aniversario

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.984 cm³
Potencia 207 CV entre 4.600 y 6.000 rpm
Par máximo 320 Nm entre 1.500 y 4.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague DSG, 7 velocidades
0-100 km/h 6,5 s
Velocidad máxima 195 km/h
Consumo 6,7 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,07 m
Anchura 1,75 m
Altura 1,43 m
Peso en vacío 1.370 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 351 l
Precio base 38.230 euros