El Renault Megane de combustión es un fiel reflejo del cambio que vive el sector del automóvil. El compacto francés llegó a ser el modelo más vendido en España durante varios años, pero en su cuarta generación nos dice adiós.

En breve, Renault lanzará como reemplazo el SUV Renault Symbioz, basado en el Renault Captur. Eso sí, el apellido Megane no desaparecerá de la gama; el Renault Megane E-TECH 100% eléctrico será el encargado de mantener la mítica denominación.

Si entramos en la web del fabricante, todavía podemos ver los precios del modelo, pero no permite su configuración. Aún con todo, hay buenas noticias, ya que existe un apartado para adquirir las últimas unidades en stock, tanto en el cinco puertas convencional como en el familiar Sport Tourer.

Renault Megane: compacto todavía a la venta

En su último ciclo de vida, el Renault Megane ofrece el motor gasolina 1.3 TCe de 140 CV y 240 Nm, desarrollado junto a Mercedes-Benz. Con este bloque de cuatro cilindros, acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos, alcanza 205 km/h y homologa un consumo de 5,9 litros cada 100 km, por el ciclo WLTP.

Además, tiene la alternativa diésel 1.5 Blue dCi de 115 CV y 270 Nm de par máximo. Como ocurre en el gasolina, sólo se vincula con la caja de doble embrague EDC con siete marchas: hace el 0 a 100 en 11 segundos, llega hasta 190 km/h y declara un gasto de 4,6 litros cada 100 km.

Galería: Prueba Renault Mégane R.S. Line TCe 160 CV EDC

Los acabados disponibles son Equilibre y Techno. El primero incluye seis airbags, climatizador bizona, detector de fatiga, faros LED, freno de estacionamiento eléctrico, instrumentación y pantalla central de 7 pulgadas, regulador/limitador de velocidad, sensores de iluminación, aparcamiento y lluvia, Smartphone Replication, tarjeta manos libres y volante multifunción.

El acabado Techno añade alerta de distancia, asistente de carril y luces largas, cámara trasera, cristales tintados, frenada automática de emergencia, instrumentación de 10,2 pulgadas, llantas de aleación, navegador de 9,3 pulgadas, reconocimiento de señales de tráfico, retrovisores plegables y selector de modos de conducción.

Con el fin de este modelo, la marca se queda sin un rival directo en el segmento C tradicional, donde encontramos a los Ford Focus, Hyundai i30, Kia Ceed, Mazda3, Opel Astra, Peugeot 308, SEAT León, Toyota Corolla y Volkswagen Golf.

Para que tengas en cuenta los últimos precios, el nuevo Renault Megane 2024 se ofrece por 27.515 euros en la versión 1.5 Blue dCi 115 EDC Equilibre y llega hasta 29.895 euros en el Techno. Este último acabado, con el propulsor de gasolina 1.3 TCe EDC de 140 CV, parte desde 28.645 euros.