El tema de las fábricas de Stellantis en Italia está al rojo vivo con los políticos pidiendo al Grupo que confirme su compromiso de producir un millón de coches al año. Un objetivo que podría alcanzarse gracias a la reciente entrada de Stellantis en el accionariado de Leapmotor (con un 21,2%), una joven marca china dispuesta a desembarcar con fuerza en Europa.

Según rumores recogidos por Automotive News, a partir de 2026 la fábrica de Mirafiori podría convertirse en la 'casa' de los modelos chinos destinados a la venta en Europa, con una capacidad de producción de 150.000 unidades al año.

Una nueva esperanza

Actualmente, en Mirafiori se producen todos los Maserati, a excepción del MC20, el Fiat 500 eléctrico y su homólogo Abarth. El 31 de marzo se despedirá el Maserati Levante, cuyo heredero no llegará hasta 2027 y se ensamblará en la planta de Cassino.

Después, en 2026, será el turno de parar la producción del 500 eléctrico, que con las nuevas generaciones basadas en la plataforma STLA Small cambiará de casa, para trasladarse (quizás) a Pomigliano d'Arco.

leapmotor - c10-4

Leapmotor C10 en el Salón del Automóvil de Múnich 2023

Además mirando la importancia que van a tener los pequeños coches eléctricos y los modelos de Leapmotor, la idea encajaría perfectamente.

Carlos Tabares (CEO de Stellantis) hablaba sobre este tema y contaba: "Si tenemos la oportunidad, porque tiene sentido económico, de producir los coches de Leapmotors en Italia, por supuesto que lo haremos". El directivo portugués subrayó a continuación que poder traer a Europa los modelos de la marca china podría ser una gran baza: "Sólo depende de nuestra competitividad en términos de coste y calidad".

¿Por qué será algo bueno?

Producir coches eléctricos chinos en Europa ayudaría a Stellantis a sacar al mercado modelos de bajo precio, sin arriesgarse a los aranceles aduaneros que podrían derivarse de la investigación de la UE sobre las prácticas desleales de las marcas automovilísticas chinas. 

Leapmotor T03

Por otra parte, la empresa conjunta Leapmotor International, liderada por Stellantis con el 51% de las acciones, se creó precisamente con este fin: poseer los derechos exclusivos de exportación y venta, así como de fabricación, de los productos Leapmotor fuera de la región china.

En la actualidad, la marca china sigue registrando pequeñas cifras de producción y ventas, y en Europa sólo está presente con el T03, vendido mediante importación paralela en Francia.

Sin embargo, los planes prevén el lanzamiento de cinco modelos mundiales en los próximos dos años. En el Salón del Automóvil de Múnich 2023 se presentó el SUV eléctrico C10, el primer modelo desarrollado para el mercado mundial. ¿Qué te parece esta decisión? Coméntala en nuestras redes sociales.