Gracias a la tecnología BlueCruise de Ford, que ofrece un sistema de asistencia a la conducción más avanzado que los habituales, se podrán realizar trayectos sin tener que actuar sobre el volante en los distintos modelos Mustang Mach-E.

Si bien siempre que se habla de conducción autónoma nos vienen a la cabeza Tesla y Mercedes-Benz, como marcas que más se han posicionado en favor de esta tecnología, Ford ha sido el primer fabricante en homologar en la Unión Europea una solución que permite conducir sin actuar sobre el volante, ni los pedales del vehículo.

Es, por tanto, algo puntero y novedoso en Europa, que ya se puede disfrutar en nuestro país, además de en el Reino Unido y Alemania, aunque, de momento, está limitada a la circulación en autopistas y autovías.

Conducción sin manos, en el Ford Mustang Mach-E

El sistema puede comenzar a funcionar cuando activamos el asistente de conducción del coche. En ese momento y si estamos en un tramo de autovía o autopista, el display del Mustang se volverá de color azul y aparecerá un dibujo con un volante, indicándonos que podemos soltar las manos.

Galería: Ford BlueCruise, conducción autónoma en carretera

La primera sensación es extraña, pero el coche comenzará a circular sin nuestra intervención, guardando la distancia con el coche que nos precede y actuando ante las pequeñas desviaciones de la carretera de un modo suave.

El sistema está preparado para circular a la velocidad máxima de cada tramo y sin límite de tiempo, pero no es capaz de cambiar de carril para adelantar o de tomar por si sólo curvas de un radio inferior a 700 metros. Según la marca, el coche sería capaz de hacerlo, pero por seguridad, cuando nos aproximamos a una curva cerrada, nos va a pedir que tomemos el control del volante. 

Para que el vehículo pueda utilizar el sistema, debemos estar siempre mirando hacia adelante. Si la cámara detecta que dejamos de observar la carretera más de 5 segundos, sonaría un pitido advirtiéndonoslos de que tomemos el control del coche.

Si el conductor sigue sin poner las manos en el volante, dará pequeños frenazos para llamar la atención y si sigue sin haber respuesta comenzará a reducir la velocidad y circular a una velocidad de 10 km/h.

 
Ford BlueCruise, conducción autónoma en carretera

El sistema ya se había probado en Estados Unidos y Canadá durante más de un millón de kilómetros, a través de mas de 225.000 usuarios, sin haber tenido ningún tipo de incidente. En Europa, BlueCruise estará disponible en más de 60.000 kilómetros de las redes viarias de España, Reino Unido y Alemania, por el momento.

En nuestro país, en el 90% del total de las  autovías y autopistas se puede utilizar esta tecnología, aproximadamente unos 28.000 kilómetros. Las excepciones serían sólo en algunos puntos como incorporaciones o curvas demasiado cerradas.

Ford BlueCruise, conducción autónoma en carretera

Esta tecnología está disponible y es legal en España desde el pasado 12 de octubre. Se podrá disfrutar de ella en todos los ejemplares del Ford Mustang Mach-E a partir de la versión 23.75 MY, que ya está a la venta.

Será un sistema de suscripción flexible con 90 días de prueba gratuitos durante un año y se puede activar y desactivar cuantas veces se quiera. Tras este periodo de pruebas, tendrá un coste mensual de 24,99 euros y se puede adquirir a través de Ford Pass.