¿A qué velocidad puede llegar a moverse una cebra? Pues aparentemente, muy rápido. Diríamos que mucho más que una persona a pie o en bicicleta: a unos 65 km/h.

Pero... ¿más rápido que un coche o una moto, en una vía limitada a 120 km/h? Evidentemente, no. Sin embargo, hace unos días, una cebra común decidió salir a estirar las piernas por una autopista, dejándonos unas curiosas imágenes.

Como es lógico, ver al animal circulando entre coches no es algo muy habitual. Por ello, no fueron pocos los conductores que estuvieron rápidos, cogieron su móvil e inmortalizaron el momento. Sí, exactamente como si fuera un pequeño safari improvisado...

Una cebra por una autopista del País Vasco

Esta insólita escena tuvo lugar en el peaje de la ciudad fronteriza de Biriatou, en Francia, en la autopista A63, el pasado viernes 26 de agosto. Al parecer, fue durante un atasco en la aproximación al peaje cuando nuestro amigo bicolor consiguió salir del remolque en el que era transportado. 

Como decíamos, muchos automovilistas mataron el tiempo en el atasco sacando sus teléfonos e inmortalizando al exótico animal a su paso. Y aquí tienes un ejemplo de lo que se pudo ver en las redes sociales: 

 
 

Según Sud Ouest, el propietario del animal regresaba de España, desde un zoológico en el que había estado el animal. De hecho, el coche estaba parado cuando la cebra consiguió escapar.

Dejando a un lado que es una situación un tanto peligrosa para la seguridad de los usuarios de la vía, debemos reconocer que es un espectáculo que se sale bastante de lo común.

Sobre todo, porque la cebra, nada tímida, desfiló entre los coches durante casi 30 minutos, yendo de un lado a otro, antes de que pudiera ser atrapada. Hicieron falta nada menos que cuatro agentes de aduanas para ayudar a su propietario a meterla de nuevo en el remolque.