Habitualmente, suele decirse que el diésel es, sobre todo, la mejor opción para los conductores que realizan muchos kilómetros al año. Y este experimento, llevado a cabo entre Londres y Madrid, parece demostrarlo una vez más.

El youtuber Joe Achilles y su compañero partieron este pasado verano desde la capital inglesa hasta la española en un BMW Serie 7 (G11), para afrontar el reto de completar todo el recorrido con un solo depósito de gasoil. Sí, has leído bien: sin parar a repostar.

Para el intento, condujeron un BMW 730d, lo que significa disponer de un motor diésel de seis cilindros en línea y 3,0 litros. Un propulsor (con código interno B57) que, recordemos, ofrece 265 CV y 620 Nm de par máximo. La potencia se transmite a las ruedas a través de una caja de cambios Steptronic (de origen ZF) con ocho velocidades.

1.651 km sin repostar, con un motor diésel

La berlina alemana estaba equipada con neumáticos Michelin E Primacy, y para ahorrar hasta la última gota de combustible, Joe Achilles y su amigo/copiloto llevaron a cabo una conducción eficiente y, por supuesto, respetaron escrupulosamente los límites de velocidad.

Galería: BMW Serie 7, nuevos motores diésel

¿Consiguieron llegar a la capital española sin repostar? La respuesta es afirmativa. Tras 22,5 horas de camino y 1.026,5 millas recorridas (1.651 km), llegaron a su destino final cuando les quedaban 96 millas (154 km) de autonomía.

Si sumamos estos dos valores, descubriremos que la autonomía real de este BMW 730d es de unos 1.800 km, en el mejor de los casos. Sabiendo que esta berlina tiene un depósito de 78 litros, parece que consumió una media de 4,3 l/100 km. Una cifra impresionante.

De hecho, creemos que es imposible cubrir tanta distancia con un vehículo que consuma más, por ejemplo, un modelo de gasolina, y por supuesto con uno que no tenga un depósito tan grande. Del mismo modo, la hazaña queda lejos del alcance de los coches eléctricos.

Pero ojo, que las cosas podrían cambiar en unos años. Sin ir más lejos, Mercedes-Benz demostró que los eléctricos cada día pueden ir más lejos, con el prototipo EQXX, que recorrió 1.202 km con una sola carga.