"El Plaid corriente es suficientemente rápido".

El conocido mandamás de Tesla, Elon Musk, ha vuelto a utilizar su cuenta de Twitter para anunciar novedades de la compañía californiana, como el hecho de que el Tesla Model S Plaid+ haya sido cancelado. La versión más rápida y salvaje de la berlina eléctrica se ha descartado.

De hecho, el Plaid+ desapareció hace un par de semanas de la página web de Tesla, después de que la marca retrasara en marzo su fecha de producción, que pasó de finales de 2021 a mediados de 2022, e incrementara el precio objetivo del modelo en 10.000 dólares, para alcanzar un total de 149.990.

Tesla Model S Plaid, fotos espía
Tesla Model S Plaid

Según Musk, el Tesla Model S Plaid (sin el +) es suficientemente rápido, por lo que no hay necesidad de una variante todavía más bestia. Lo malo es que la autonomía del Plaid+ (más de 800 kilómetros) iba a ser muy superior a la del Plaid corriente (630 km).

Estamos convencidos de que tras esta decisión se esconden razones más complejas que simplemente "el Plaid es suficientemente bueno". Quizá unos costes de ingeniería demasiado elevados para el bajo volumen de ventas de la versión o problemas en el suministro de baterías, por ejemplo.

 

En principio, este Model S Plaid+ estaba dado a ser una verdadera animalada, capaz de ofrecer una autonomía de hasta 837 kilómetros pero, sobre todo, unas prestaciones de infarto.

Prometía despachar el cuarto de milla (0-402 metros) en menos de 9,0 segundos. Para que te hagas una idea, los superdeportivos (de serie) más rápidos del mundo rondan los 10,0 segundos.

Tesla Model S Plaid, fotos espía
Tesla Model S Plaid

En todo caso, el Plaid 'normal' será tremendamente rápido, ya que Musk anticipa un 0 a 96 km/h (0-60 mph) en menos de 2,0 segundos. En sus propias palabras, será "el coche de producción más rápido, de cualquier tipo". "Hay que sentirlo para creerlo", sentenciaba en unos de sus tuits.

También hemos sabido hace unas horas que el presentador y coleccionista Jay Leno ha logrado recientemente un 'tiempazo' en el cuarto de milla. Utilizando un Plaid de preproducción, ha conseguido parar el reloj en 9,247 segundos, si bien Tesla asegura que la cifra oficial es todavía más rápida, de 9,23 segundos, y cruzando la línea de meta a 249,5 km/h.

 

En cualquier caso, el recién presentado Rimac Nevera, con 1.914 CV de potencia, ya ha rebajado la cifra de 9,0 segundos, marcando 8,7 segundos en el cuarto de milla, y además con un periodista al volante. ¡La batalla está servida!