Parece que la apuesta por el vehículo autónomo se mantiene.

El Apple Car es un proyecto que se resiste a desaparecer. Llevamos ya años hablando sobre este hipotético coche autónomo del gigante tecnológico estadounidense, pero lo cierto es que la marca todavía no ha confirmado nada al respecto de manera oficial.

El CEO de la marca de Cupertino, California, ha insinuado recientemente en un podcast (Sway) que el desarrollo de este proyecto sigue en pie, aunque el mandamás de la firma mantiene el mismo planteamiento de no hablar claro y no confirmar nada directamente.

"La conducción autónoma en sí es una tecnología protagonista, desde mi punto de vista. Si sacas al conductor de la ecuación, el coche es, en cierto modo, un robot. Un coche autónomo es un robot. Así que se pueden hacer muchas cosas con la conducción autónoma. Y veremos qué es lo que hace Apple", comentó Cook en dicho podcast, según la CNBC.

Galería: Motor1 Apple Car Render

Sobre el Apple Car en concreto, Cook no ha cerrado completamente la puerta a dicha idea, pero tampoco ha sido franco al respecto: "Investigamos muchas cosas de manera interna. Muchas de ellas nunca se hacen realidad, pero no estoy diciendo que esta no vaya a serlo", continuaba.

A juzgar por los comentarios del máximo responsable de la firma, es posible que Apple tenga más interés por el desarrollo de la tecnología de conducción pilotada que en la fabricación de un coche como tal. Aun así, los rumores asegura que todavía hay un pequeño equipo de ingenieros de Apple trabajando en este proyecto, algunos de ellos antiguos empleados de Tesla, y el coche podría estar listo en cinco años.

Desde principios de este año, ha habido muchos rumores sobre las posibles negociaciones entre Apple y marcas como Hyundai, pero al parecer dichas conversaciones no llegaron a buen puerto. Se dice que el fabricante coreano no querría convertirse en un 'mero proveedor' de Apple en lugar de un verdadero socio.

Motor1 Apple Car Render

Poco después de estos rumores, surgieron nuevas informaciones sobre posibles conversaciones con la firma japonesa Nissan pero, de nuevo, todo apunta a que el problema fue el mismo: Apple quería que Nissan fabricara un coche sin ningún distintivo de la marca japonesa.

"Podemos colaborar, pero eso significa adaptar sus servicios a nuestro producto, y no al revés", declaró Ashqani Gupta, director de operaciones de Nissan, al diario Financial Times.