Sin duda uno de los principales problemas de cara a la implantación del vehículo eléctrico es la infraestructura de recarga, que en países como España está muy lejos de ser suficiente, incluso a pesar del reducido número de usuarios que utiliza actualmente automóviles propulsados por este tipo de tecnología.

En la búsqueda de soluciones de carga mejores y más eficientes, muchas son las compañías que trabajan en diversas ideas, como es el caso de Volkswagen, que el año pasado ya nos enseñó una interesante propuesta, en forma de punto de recarga móvil y autónomo, como un pequeño robot.

Galería: Volkswagen Mobile Charging Robot

Según el gigante alemán, esta solución permitiría que, virtualmente, todas las plazas de un aparcamiento contaran con una toma de recarga para vehículos eléctricos, ya que estos robots, capaces de moverse por el parking, podrían cargar cualquier coche que se encuentre dentro de las instalaciones.

Este invento de Volkswagen Group Components, la división de componentes del Grupo Volkswagen, evitaría por ejemplo el altísimo coste de instalar cientos de puntos de recarga en un aparcamiento que originalmente no estuviera pensado ni preparado para ello.

VW Group Charging Robot

Según la propia marca, este robot móvil para recarga de eléctricos ya se encuentra en fase de prototipo, y la idea es hacerlo realidad en los próximos años, así que no es ciencia ficción, sino prácticamente una realidad. Se trata de una actualización del robot presentado por Volkswagen hace justo un año.

Este adorable robot, que en realidad es un puesto de carga móvil, puede ser requerido por el propio usuario, a través de una aplicación para smartphone o mediante tecnología Car-to-X (el propio coche solicitaría la carga mediante comunicación con la infraestructura), si bien no requiere de ninguna intervención humana, ya que es totalmente autónomo.

Volkswagen ID.3 2020, prueba
Volkswagen ID.3 2020

Así pues, el robot es capaz de trasladarse hasta el vehículo, abrir la tapa de la toma de carga, conectar el enchufe, desconectarlo cuando la recarga finalice, y volver a su base para recargar sus baterías, de las que por cierto, Volkswagen no ha dado ninguna información al respecto.

Dado que todavía se trata de un prototipo, es probable que Volkswagen continúe evolucionando el robot, y cuando finalmente conozcamos la versión definitiva, en los próximos meses o años, las características técnicas del modelo podrían ser diferentes.