Prueba Skoda Octavia 2017 2.0 TDI 150 CV L&K, la solución lógica

Lo tradicional puede resultar útil... y exclusivo. El Skoda Octavia 2017 defiende a capa y espada su formato clásico, como una alternativa perfecta a monovolúmenes y SUV. Además, puede lucirse con orgullo, si se elige con el acabado tope Laurin & Klement. En esta prueba, ponemos la vista en el Skoda más vendido de la historia. Atentos.

Ciertamente, el nuevo Kodiaq está acaparando mucho protagonismo en los últimos tiempos. Normal, si tenemos en cuenta que es un todocamino con muchas virtudes. No obstante, para aquellos que deseen una berlina espaciosa y con estilo, el actualizado Octavia puede cumplir con creces los requisitos de la mayoría.

 

Skoda Octavia 2017, faros originales

Sí, he resaltado su imagen, ya que el restyling del vehículo ha traído consigo unos nuevos faros divididos en dos. Podrán gustar más o menos, pero se salen de la estética tradicional de la marca checa, algo siempre elogiable. Ya en su día, Mercedes-Benz los utilizó en el Clase E y Volvo también se sirvió de ellos. ¿Convencerán en el Octavia? Lo veremos con el paso del tiempo... 

Dentro, se respira un ambiente característico del Grupo Volkswagen, ya que el diseño es sobrio y todos los mandos están perfectamente organizados. El punto más destacable hace referencia a la pantalla táctil central, que puede ser de 9,2 pulgadas. La postura de conducción deseada se logra sin dificultad, gracias a los amplios reglajes del asiento y el volante. 

Prueba Skoda Octavia 2017 TDI 150 CV L&K
Prueba Skoda Octavia 2017 TDI 150 CV L&K
Prueba Skoda Octavia 2017 TDI 150 CV L&K

Caben todos... y todo

No es ninguna novedad hablar del e...