La exitosa berlina checa se renueva por completo para seguir dominando la categoría.

Hablar del Octavia en el universo Skoda es hacerlo del modelo más importante de la marca en las últimas seis décadas. Justo 60 años, los que tiene la berlina checa que ahora discurre por la cuarta generación. Un vehículo que representa el 25% de las ventas de la firma checa en nuestro país y que ofrece una propuesta más atractiva que nunca.

Después de 7 millones de unidades vendidas en todo el mundo, el Octavia tiene cada vez más difícil reeditar el éxito de la generación a la que sucede, pero lo cierto es que siempre consigue sorprendernos. Aunque hemos tenido que esperar unos meses más de la cuenta para poder conducirlo, lo cierto es que durante nuestra primera toma de contacto, las sensaciones han sido realmente gratificantes.

Galería: Skoda Octavia 2020 primera prueba

Hablamos de un vehículo totalmente nuevo, que adopta mucha de la tecnología más novedosa desarrollada por el Grupo Volkswagen. De esta forma, la gama de motores, la tecnología microhíbrida mild hybrid, la híbrida enchufable o los últimos asistentes a la conducción, no han querido perderse la cita con el nuevo Skoda Octavia 2020.

Pero siguiendo las directrices del conocido lema 'Simply Clever' de Skoda, el nuevo Octavia vuelve a crecer en dimensiones, para asegurar esa vertiente práctica que dominan los modelos del fabricante checo. Un incremento que no está reñido con una imagen más moderna y elegante, tanto para la berlina como para el familiar Combi.

Ahora los Skoda Octavia y Octavia Combi 2020 miden 4,69 metros (19 milímetros más la berlina y 22 milímetros en el caso del Combi). La anchura también crece en 15 milímetros en ambas carrocerías, mientras que la plataforma es la MQB de Volkswagen, la misma que la del Golf 8 o el Audi A3 Sportback.

La practicidad del vehículo checo también se ve reforzada por la capacidad de maletero, que alcanza los 600 litros en el caso de la berlina y unos magníficos 640 litros en el Octavia Combi (10 y 30 litros más, respectivamente).

Skoda Octavia Combi 2020 primera prueba

En el apartado del diseño, la berlina de Skoda luce un nuevo frontal, donde destacan la nueva parrilla y las ópticas principales que ahora pueden ser Matrix LED. Los pilotos traseros también utilizan diodos luminosos, mientras que los intermitentes pueden disponer de función dinámica. El catálogo de llantas acoge nuevas opciones, hasta de 19 pulgadas, mientras que en el caso del Combi, las barras de techo longitudinales se integran ejemplarmente en la silueta de la carrocería.

Skoda Octavia Combi 2020 primera prueba

En el interior, también se aprecia un nuevo diseño y la adopción de tecnología de última generación. Por primera vez en el Octavia, dispone de Head-up Display, así como del sistema de infoentretenimiento MIB III, el mismo que utilizan, por ejemplo, los nuevos Volkswagen Golf 8 y SEAT León. El sistema de control por voz recibe el nombre de Laura y ha recibido un nuevo ajuste.

Skoda Octavia 2020 primera prueba

Otro detalle significativo y que gustará a los conductores más jóvenes es que el Octavia 2020 estrena el sistema Smartlink Wireless, es decir, ahora los protocolos Apple CarPlay y Android Auto no necesitan de un cable físico para conectarse con tu teléfono inteligente. De esta forma, gracias al cargador inalámbrico integrado, basta con depositar tu smartphone en el lugar apropiado y despreocuparte. Él solo se recargará y se 'comunicará' con el vehículo.

Skoda Octavia Combi 2020 primera prueba

En materia de motores, el Skoda Octavia 2020 despliega la mayor oferta jamás vista por la berlina checa. Para que lo entiendas de una forma rápida, los clientes pueden acceder a cualquiera de los distintivos medioambientales de la DGT. De esta forma, la etiqueta Cero emisiones gracias a la versión híbrida enchufable Octavia iV (1.4 TSI con 204 CV) o a los RS iV (2.0 TSI con 245 CV).

Skoda Octavia Combi 2020 primera prueba

La etiqueta Eco corresponde a las versiones microhíbridas de gasolina, representadas por los bloques 1.0 eTSI, con 110 CV y 1.5 eTSI, con 150 CV, además de por las versiones G-Tec, alimentadas por gasolina y gas natural comprimido (GNC), de la versión 1.5 TGI, con 130 CV.

Por último, las variantes equipadas con motores térmicos, tienen derecho a la etiqueta C de la DGT. En gasolina, se puede elegir entre un 1.0 TSI (110 CV), un 1.5 TSI (150 CV) o un 2.0 TSI (190 CV), mientras que las versiones de ciclo diésel corresponden al bloque 2.0 TDI con 115, 150 y 200 CV. Según versiones, las cajas de cambio pueden ser manuales de seis velocidades o automáticas de doble embrague DSG, con 7 velocidades.

Skoda Octavia Combi 2020 primera prueba

Como sucedía en la anterior generación, se puede elegir entre versiones con tracción delantera y 4x4, esta última, con especial relevancia en la versión Scout, que se beneficia de todas las novedades del nuevo Octavia.

Durante nuestra primera toma de contacto, por carreteras de la sierra madrileña, hemos tenido ocasión de conducir un Octavia Combi 2.0 TDI 150 CV DSG. A lo largo de unos 120 kilómetros, con sucesión de vías rápidas, carreteras de montaña y autovías de doble carril, el Octavia Combi ha demostrado un aplomo propio de su equilibrada puesta a punto. Los cambios se notan y para bien. La insonorización del habitáculo ha ganado enteros y las vibraciones o el ruido procedente del vano motor llegan muy matizados.

Skoda Octavia 2020 primera prueba

Resulta obligatorio manejar el cambio automático a través de las levas ubicadas detrás del volante, debido a la desaparición del clásico selector del cambio. Ha desaparecido y, en su lugar, podemos apreciar un pequeño selector, denominado 'shift-by-wire', muy similar al del Golf 8. Este dispositivo prescinde de una conexión física con la caja de cambios, como sucedía hasta ahora, lo que libera mucho espacio en la consola central.

El motor 2.0 TDI sigue brillando a gran nivel, con una magnífica respuesta a bajo y medio régimen, en perfecta armonía con la caja DSG. La puesta a punto del chasis es convincente, sin necesidad de recurrir a las versiones deportivas. Nuestra unidad de pruebas lucía el acabado Style, el más completo en el momento de su estreno comercial. Pero, sin duda, lo que más llama la atención es la agilidad del modelo familiar checo, capaz de salir airoso de una revirada carretera de montaña, sin demasiados apuros.

Skoda Octavia 2020 primera prueba

Asimismo, circulando por vías anchas y bien asfaltadas, negociando curvas de amplio radio, que permiten un elevado ritmo, es donde mejor compruebas ese aplomo del nuevo Octavia. La carrocería parece pegada al suelo y apenas balancea, incluso al negociar los giros más cerrados. La suspensión alcanza un punto de equilibrio convincente, que resulta fundamental para enfrentarse a trayectos de largo recorrido.

Pero tampoco quiero olvidarme del amplio listado de ayudas a la conducción que respaldan al nuevo Octavia. El control de velocidad de crucero adaptativo, el control del ángulo muerto, el asistente de mantenimiento de carril Side Assist, el asistente de conducción en atasco Traffic Jam Assist o el de frenada de emergencia en ciudad, Emergency Assist, por citar solo algunos de los más significativos, elevan el nivel de seguridad del conductor y los ocupantes significativamente.

Skoda Octavia 2020 primera prueba

Y antes hablábamos de tecnología y no sería justo no mencionar la nueva instrumentación digital Virtual Cockpit, con un tamaño de 10,25 pulgadas, o la pantalla del sistema de infoentretenimiento, ubicada en posición flotante y con un tamaño de hasta 10 pulgadas, que se maneja a través de un innovador sensor táctil. Detalles que no hacen más que reforzar esa sensación de novedad, necesaria en un cambio de generación.

Skoda Octavia 2020 primera prueba

La gama se divide en varios acabados, siendo los Ambition y Style, los disponibles desde ya. La oferta se completará en septiembre, con el Active (opción de acceso) y Sport, Scout y RS. El precio de partida de la gama, para la versión 1.0 TSI 110 CV, incluyendo la financiación de la marca, es de 19.500 euros. Esa cantidad, todavía puede ser inferior, si le restamos las ayudas oficiales del plan Moves. Como puedes comprobar, a pesar de los años y las generaciones, el Skoda Octavia nunca deja de sorprendernos.

Skoda Octavia Combi 2.0 TDI 150 CV DSG Style 2020

Motor Diésel, cuatro cilindros en línea, turboalimentado, 1.968 cm³
Potencia 150 CV entre 3.000 y 4.200 rpm / 360 Nm entre 1.700 y 2.750 rpm
Caja de cambios Automática DSG, de doble embrague y 7 velocidades
0-100 km/h 8,7 segundos
Velocidad máxima 227 km/h
Consumo 4,7 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.465 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 640 litros
Precio base 31.495 euros