Cuatro meses después de conocer el RS híbrido enchufable, aquí están las versiones con motor térmico.

Allá por el mes de marzo, el fabricante checo del Grupo Volkswagen desvelaba su nuevo Octavia RS iV, por aquel entonces solamente como un híbrido enchufable. Ahora, la firma ha desvelado las otras dos variantes, ambas sin electrificar, del Octavia RS, con motores gasolina y diésel. De momento, no sabemos cuándo estarán disponibles en España ni tampoco sus precios.

De un primer vistazo, el aspecto de estos nuevos Skoda Octavia RS 2020, disponibles tanto en carrocería berlina como familiar (Combi), es idéntico al del híbrido enchufable, aunque lógicamente pierden el distintivo "iV", que como sabréis es el que utiliza la marca para identificar sus modelos híbridos y eléctricos. 

Galería: Skoda Octavia RS 2020

Básicamente, Skoda ha seguido la receta del Volkswagen Golf y sus variantes GTI y GTD, además del híbrido GTE, de manera que también tenemos una alternativa con motor TSI y otra con motor TDI. De hecho, esta última versión resulta ser el Octavia diésel más potente de la historia.

Para empezar, la versión de gasolina recurre a un motor 2.0 TSI, con 245 CV de potencia y un par motor máximo de 370 Nm. Promete una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos, así como una velocidad máxima, limitada electrónicamente, a 250 km/h. Se asocia, exclusivamente, a la tracción delantera, aunque estará disponible tanto con una caja de cambios manual, de seis velocidades, como con una transmisión automática DSG, opcional, de doble embrague y siete relaciones.

Skoda Octavia RS 2020
Skoda Octavia RS 2020
Skoda Octavia RS 2020

En el caso del propulsor diésel TDI, que esconde un bloque de 2,0 litros, alcanza los 200 CV de potencia y 400 Nm de par motor máximo, así que se convierte en el Octavia TDI más potente hasta la fecha. De serie, tiene tracción delantera y cuenta con la caja automática DSG (no se ofrece con cambio manual), aunque hay un sistema de tracción total, en opción. En este caso, el 0 a 100 km/h le ocupa 6,8 segundos y puede alcanzar los 243 km/h.

El Octavia RS incluye entre su dotación de fábrica una dirección progresiva, suspensión de corte deportivo con un eje multibrazo trasero o altura rebajada en 15 milímetros y, de forma opcional, se puede optar por una suspensión adaptativa (DCC) o por un diferencial autoblocante, exclusivo para la variante TSI de gasolina.

Skoda Octavia RS 2020

A nivel estético, estos RS lucen llantas de aleación de hasta 19 pulgadas, en diseño específico, paragolpes más agresivos que los del Octavia convencional, dos salidas de escape y diversos elementos en color negro a lo largo y ancho de la carrocería, entre los que destaca un spoiler trasero, en el mismo tono y solo en el caso de la berlina, que también es exclusivo de esta versión deportiva. 

En el habitáculo, estos RS incluyen el cuadro de instrumentos totalmente digital, de 10,25 pulgadas, la pantalla multimedia de 10 pulgadas en el salpicadero, un airbag central (novedad en Skoda), asientos deportivos de tela o un salpicadero, tapizado en Alcantara, con costuras en contraste, de color rojo, además de inserciones que imitan a la fibra de carbono.