Un deportivo icónico contra otro que seguramente lo será en el futuro.

El piloto Tommi Mäkinen, una leyenda del Mundial de Rallies que hasta hace unos meses estaba a cargo del equipo Toyota en el WRC, fue una de las personas involucradas en el desarrollo del deportivo más esperado de la firma japonesa, el genial Toyota GR Yaris.

En su día, cuando Mäkinen ganaba por cuarta vez consecutiva el Mundial de Rallies, Mitsubishi lanzaba una edición especial de su mítico Lancer Evolution, denominada Tommi Mäkinen Edition, en la que el piloto finlandés también puso su granito de arena.

Esta versión del mítico Evo VI se presentó en el mes de diciembre de 1999, hace algo más de 21 años, para conmemorar el cuarto título de pilotos del finlandés, y gozaba de algunas mejoras interesantes, como una nueva puesta a punto de la suspensión, una dirección más rápida o una nueva barra de torretas delantera.

Galería: Toyota GR Yaris 2020, a prueba

Bajo el capó escondía un motor turboalimentado de gasolina, con 2,0 litros y cuatro cilindros, que alcanzaba una potencia de 280 CV a 6.500 rpm y un par motor máximo de 373 Nm desde 2.750 vueltas. Además, el coche pesaba apenas 1.360 kilogramos y contaba con tracción total, así que no era precisamente lento.

A nivel estético se diferenciaba del resto de modelos Evo VI por un kit de carrocería diferente, más agresivo, una decoración estilo rallies y llantas de 17 pulgadas en el mismo diseño que las que equipaba el coche del WRC. En el habitáculo, además, contaba con asientos Recaro tapizados en color rojo, un volante Momo y logotipos Tommi Mäkinen, por ejemplo.

En carwow han decidido enfrentar en una carrera de aceleración estos dos modelos, ambos relacionados con el piloto finlandés, que además tienen muchas cosas en común: son ambos japoneses, con tracción a las cuatro ruedas, motores turboalimentados, un peso contenido y, en esencia, son coches de rally para la calle. 

Toyota GR Yaris 2020, primera prueba

Como sabemos, la 'pelotilla' de Gazoo Racing esconde un motor tricilíndrico y turboalimentado, de 1,6 litros y 261 CV, y además goza de una caja de cambios manual de seis relaciones y de tracción a las cuatro ruedas. En cuanto al peso, es algo más ligero que el Evo, con 1.280 kilos.

Si quieres saber cuál de los dos modelos es más rápido desde parado, no te pierdas el vídeo. ¿Marcará la diferencia el extra de potencia del Mitsubishi, el inferior peso del GR Yaris o bien los 21 años de distancia entre ambos modelos?