¿Quién dijo que los coupés no pueden ser prácticos?

Uno de los tópicos más comunes que solemos asociar a los modelos coupé es la falta de practicidad, considerando que es el precio a pagar por tener una apariencia y un comportamiento realmente deportivos. Puede que el espacio interior sea más reducido, pero, a lo largo de los años, algunos modelos han ofrecido una respetable capacidad de carga.

Muchos son los coupés que han tratado de encontrar un equilibrio entre deportividad y practicidad, proponiendo carrocerías de tres puertas, al estilo fastback, incluso con portón trasero en lugar de una tapa de maletero convencional. Veamos algunos ejemplos de las últimas décadas.

Coupé con il portellone

Modelos italianos

Arrancamos por Italia, y en concreto por un deportivo compacto muy popular, como fue el Fiat 128 Coupé. En la primera generación la carrocería era convencional, con ventanilla trasera fija y maletero al uso, pero en el restyling de 1975 se optó por un portón más ancho y cómodo, y pasó a llamarse Fiat 128 3P (tres puertas).

Otros fabricantes como Alfa Romeo siguieron este ejemplo un tiempo después, con una serie de deportivos de cuatro plazas con portón, desde el famoso GTV hasta su hermano menor, el Alfasud Sprint. El ejemplo más reciente es el GT del año 2003, diseñado por Bertone, que combinó unas líneas clásicas con la comodidad de un portón trasero.

Coupé con il portellone

La escuela inglesa

El representante más ilustre de este tipo de modelos, entre los deportivos de origen británico, es considerado, además, uno de los automóviles más bonitos y elegantes de todos los tiempos. Hablamos, por supuesto, del Jaguar E-Type, cuya luneta trasera era totalmente practicable en la versión FHC (Fixed Head Coupe) de 1961, que se distinguía precisamente por el portón trasero con bisagras laterales.

Unos años después, en 1966, se sumó una variante 2+2 de mayor batalla, y además los herederos del E-Type mantuvieron esta solución, aunque cambiaron el tipo de apertura a una más convencional, que es la que encontramos en la segunda generación del XK o en el actual F-TYPE

Coupé con il portellone

Los alemanes

En Alemania este tipo de deportivos de tres puertas tienen un origen popular, ya que entre los primeros en aparecer destacan el Volkswagen Scirocco, derivado del Golf, y su heredero, el Volkswagen Corrado. En 1978, Opel adoptó esta solución en el Manta B coupé de segunda generación, basado en el Ascona, y la versión CC, con zaga tipo fastback y luneta trasera practicable, era una alternativa al coupé tradicional.

En el caso de Porsche, la idea se remonta al lanzamiento de los primeros GT con motor delantero, es decir, los Porsche 924 y 928. El primero de ellos recurría a una luneta trasera practicable, como la que utiliza hoy en día el Porsche 718 Cayman actual.

Coupé con il portellone

Los únicos que mantuvieron las formas clásicas fueron las marcas de prestigio como Audi, BMW y Mercedes-Benz, aunque estos dos últimos acabaron cediendo a finales de los 90 y principios de los años 2000, ofreciendo modelos que no eran realmente deportivos coupés, sino compactos derivados de las clásicas berlinas medias.

Hablamos, por ejemplo, del BMW Serie 3 Compact, que tuvo dos generaciones (E36 y E46), y del Mercedes-Benz Clase C Sportcoupé de 2001. Este último tuvo una segunda generación, tras el restyling de 2008, y cambió su nombre a CLC.

Coupé con il portellone

Coupés japoneses

Incluso en el país del sol naciente, la deportividad y la practicidad no son incompatibles, hasta el punto de que ya a finales de los años 70, muchos coupés de líneas americanas empezaron a ofrecer ventanillas traseras de apertura panorámica o grandes y cómodas puertas. El famoso Toyota Celica, por ejemplo, lo ha hecho desde finales de los años 70 con el modelo Liftback, continuando en los modelos posteriores hasta la última generación de 1999.

Mientras tanto, otros deportivos más duros como los Nissan 200SX y 300ZX e incluso varios Mazda, desde el RX-7 Savanna hasta el RX-8 de 2003, también han ofrecido la tercera puerta.

Galería: Los coupés de tres puertas más famosos