En las últimas décadas, son muchos los fabricantes que han echado mano de la nostalgia, lanzando modelos modernos inspirados en famosos clásicos, como es el caso de los Fiat 500 o 124 Spider, el Mini, el Volkswagen New Beetle o el Alpine A110, entre otros muchos. Aun así, lo cierto es que podía haber muchísimos más.

Otras tantas marcas presentaron prototipos que miraban al pasado, como una especie de reedición moderna de modelos míticos, algunos de ellos muy prometedores e interesantes, pero la verdad es que nunca llegaron a hacerse realidad, muy a nuestro pesar. 

Por cada coche 'renacido' que ha llegado a las calles, habrá al menos dos o tres que se han quedado por el camino, y hoy queremos recordar, precisamente, ocho prototipos que prometían convertirse en coches de producción, pero que, finalmente, no lo hicieron, o bien eran simplemente concept cars para tantear el mercado y analizar la reacción del público ante la idea.