Los petrodólares tienen mucha fuerza...

Piensa en una ciudad repleta de superdeportivos (incluso vehículos policiales), donde hay varios cementerios de coches de máximo lujo y abundan las carreras ilegales por el desierto. Con todas estas pistas, ya habrás supuesto que nos estamos refiriendo a Dubái. 

Pues allí mismo se ha realizado la primera entrega de un Mercedes-AMG GT Black Series a un cliente. No supone ninguna sorpresa, la verdad, pero siempre resulta curioso ver el vídeo que Shmee150 ha preparado al respecto. 

Galería: Mercedes-AMG GT Black Series 2020, prueba

El youtuber, que también ha adquirido un ejemplar del biplaza alemán y está a la espera de recibirlo, se trasladó a la ciudad de Emiratos Arabes Unidos. Exactamente, al concesionario VIP Motors.

Allí vio en primera persona y tocó la primera unidad del Black Series entregada, con tan solo 37 kilómetros en el ordenador de a bordo. En la grabación, se puede escuchar la emoción en la voz de Shmee, prácticamente como un niño recibiendo un adelanto de su nuevo juguete.

La verdad es que hay muchas cosas por las que emocionarse con el modelo alemán. Por ejemplo, por el motor 4.0 V8 biturbo, que escala hasta los 730 CV. También, por las prestaciones que atesora: aceleración de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos, de 0 a 200 en menos de 9,0 segundos y una velocidad máxima de 325 km/h.

A todo esto, hay que recordar que el Mercedes-AMG GT Black Series es el modelo de producción más rápido en Nürburgring-Nordschleife, con un tiempo de 6'43"61, superando al Lamborghini Aventador SVJ. 

Mercedes-AMG GT Black Series 2020, prueba

¿Cuánto ha pagado el millonario cliente por este vehículo? Sin incluir los gastos de envío, 415.000 euros. Eso significa el mayor desembolso jamás visto en un modelo de producción de la marca alemana... a la espera del Mercedes-AMG ONE. 

Pero esa cifra será poca cosa para el afortunado poseedor de este superdeportivo. Ojalá que no acabe en algún desguace, fruto de un siniestro total, y que lo cuide como se merece, a pesar de que hay mucho inconsciente por aquellos lugares...