Hace unos meses Porsche desveló una serie de prototipos nunca vistos hasta la fecha, diseñados entre los años 2005 y 2019, y tan interesantes como el Porsche 919 Street concept o el Porsche Vision Spyder, por ejemplo, pero el prototipo que hoy os queremos enseñar no estaba entre los mostrados en noviembre por la marca alemana.

De hecho, el Porsche 550one de las imágenes, aunque fue diseñado en el mismo periodo de tiempo que los 'Porsche Unseen', se había mantenido en secreto hasta ahora, cuando su propio diseñador, Walter de Silva, ha publicado estas fotografías en su cuenta de Instagram.

Según De Silva, este concept car con sabor retro fue un encargo del mismísimo mandamás del Grupo Volkswagen, Ferdinand Piëch, ideado a modo de homenaje o tributo al mítico Porsche 550 Spyder del famoso actor estadounidense James Dean.

Galería: Porsche 550one 2008

Este "Little Bastard" del siglo XXI se ha mantenido en secreto durante todos estos años, pero por fin podemos verlo. Se trata de un roadster de motor central, al estilo del Porsche Boxster, pero con detalles que son guiños al modelo de los años 50, como las tomas de aire laterales o el escape central.

El diseño recuerda ligeramente al Fiat Barchetta, y goza de rasgos como lo que parece ser un pequeño alerón trasero retráctil. En todo caso, no estamos seguros de que se trate de un coche funcional, y apostaríamos a que más bien es una maqueta a escala real, como muchos de los prototipos mostrados recientemente por la firma de Stuttgart.

Porsche 550one 2008

El interior, no obstante, está completo, con una genial caja de cambios manual de rejilla, con seis velocidades, asientos deportivos, un volante de aspecto bastante moderno, tiradores de las puertas de tela, molduras metálicas o pedalera de aluminio, además de tacómetro en posición central, como en todo Porsche.

Según la revista italiana Quattroruote, el 550one no llegó nunca a producción puesto que, por entonces, en Zuffenhausen tenían proyectos más importantes entre manos, como el desarrollo del Porsche Macan, el segundo modelo SUV del fabricante alemán.

Sin duda un prototipo de lo más interesante, aunque quizá no tenía demasiado sentido convertirlo en un modelo real, debido a su cercanía con el roadster de la casa, el Porsche Boxster.