Fue concebido como un coche de carreras LMP1... para ser conducido por la carretera.

La campaña de teasers denominada 'Porsche Unseen' acaba de desvelar otro capítulo, no menos interesante que los anteriores. Como ha sucedido antes, la firma alemana ha mostrado algunos de sus proyectos que habían permanecido ocultos durante años.

Sin duda, puede que hablemos de uno de los más excitantes de todos ellos, protagonizado por el 919 Street, una reproducción a escala 1:1 en arcilla, concebido como la translación a las calles del 919 Hybrid vencedor en Le Mans.

Galería: Porsche 919 prototipo de arcilla

Hablamos del año 2017, fecha en la que los diseñadores de la marca germana dieron rienda suelta a su imaginación, esbozando la silueta de un espectacular hiperdeportivo, que utilizaba la misma configuración con chasis monocasco de fibra de carbono y tecnología híbrida, con 900 CV de potencia, que la versión LMP1 de competición.

El prototipo también heredó las proporciones y la distancia entre ejes. Casualmente, el 919 Street revelado coincide con el 20º aniversario de la primera aparición del Carrera GT, como prototipo. La duda que a todos nos ronda en la cabeza es el motivo por el que los mandatarios de Porsche no dieron luz verde a este proyecto, para que la reproducción de arcilla se convirtiese en un modelo real de producción...

Obviamente, de haberse convertido en realidad, hubiese sido catalogado como el buque insignia de la marca, equiparándose a modelos míticos como el 959, el Carrera GT con su motor V10 o el 918 Spyder posterior. Esta propuesta no es algo descabellado, porque debemos recordar que Porsche ya comercializó una versión matriculable basada en un modelo de competición en la década de los 90: el 911 GT1 Straßenversion.

Porsche 919 prototipo de arcilla

Pero centrándonos en la versión de calle del 919, el diseño es un fiel reflejo del coche de carreras. Desde el parabrisas envolvente y las pequeñas ventanas hasta la aleta central y los pasos de rueda sobredimensionados, realmente parece un LMP1 al que solo le faltan la matrícula y los intermitentes.

Porsche 919 prototipo de arcilla

El diseño de la parte trasera, en cambio, luce algunos cambios respecto a la versión de competición. Por ejemplo, la ausencia del enorme alerón o la inclusión de una gran franja de LED a lo ancho de la carrocería.

Otro detalle es la ubicación del escape en la parte superior, en un claro guiño al 918 Spyder. Las puertas tienen un sistema de apertura vertical, mientras que el difusor trasero es uno de los más grandes jamás visto en un coche de producción.

Porsche 919 prototipo de arcilla

Ahora viene lo mejor y es que si quieres ver al 919 Street al natural, Porsche lo tendrá expuesto en su Museo de Zuffenhausen (Stuttgart) durante 2021. Si no puedes o quieres acercarte a sus instalaciones, puede que el libro titulado 'Porsche Unseen' sea suficiente para saciar tu curiosidad sobre este y otros proyectos 'secretos' de Porsche. Por cierto, ya lo puedes comprar.