Puestos a desear, nos gustaría que más fabricantes de automóviles demostrasen la misma pasión por su historia que Porsche. Lógicamente, muchas otras marcas muestran tener una especial sensibilidad hacia su trayectoria o hacia los modelos que le han dado forma. Pero no cabe duda de que Porsche tiene un departamento exclusivo (Porsche Classic Factory Restoration) dedicado a este tipo de proyectos fascinantes.

Entre las ventajas de este departamento, nos encontramos con que tiene la facilidad de devolver el esplendor original a viejas glorias de la marca de Stuttgart, como el 911 S Targa de 1967 que estás viendo.

Galería: Porsche 911 S Targa 1967 Restaurado

Según Porsche, fue el primer 911 S Targa vendido en Alemania, llegando a un concesionario de Porsche en Dortmund el 24 de enero de 1967. Es cierto que existían modelos anteriores de Targa, pero ninguno con el motor de 2,0 litros del S.

De hecho, Porsche dice que solo se construyeron 925 ejemplares de esta especificación en particular, combinando el motor S y la reducida distancia entre ejes, con una luneta trasera sintética en lugar de vidrio.

Ese es un sello distintivo de los primeros Targa, ya que el vidrio se convirtió en la norma a partir de 1967. Así que ya sabes un detalle curioso más sobre el modelo alemán.

Este 911 S fue un coche de demostración para el concesionario hasta que fue vendido a un comprador de Estados Unidos, en 1969. Y, por razones desconocidas, fue guardado en un garaje sin puertas en el estado de Nueva York en 1977, protegido solo por una lona de plástico.

Porsche 911 S Targa 1967 Restaurado

Allí permaneció durante casi 40 años, deteriorándose lentamente, hasta que fue descubierto a finales de 2016 y enviado de vuelta a Alemania para su restauración. Ahí es donde entran en juego las ventajas de un departamento con el apoyo directo de la fábrica.

Porsche 911 S Targa 1967 Restaurado

El dueño de este Targa deseaba restaurarlo según las especificaciones exactas de fábrica, incluido el material de piel del techo y todas las partes del motor de 2,0 litros. Porsche Classic se sumergió en el almacén central del fabricante de automóviles para encontrar los artículos originales y, en algunos casos, se recurrió a los datos y dibujos archivados para ajustarse exactamente al modelo original.

Porsche 911 S Targa 1967 Restaurado

Los materiales modernos son diferentes a los que se usaban en la época, por lo que estos recursos fueron fundamentales para crear un techo para el Targa realmente idéntico al de la época.

También sabemos que el proceso de restauración duró tres años, con mil horas de trabajo dedicadas solo a la carrocería. El resultado final habla por sí mismo, y seguro que es agradable ver este exclusivo clásico de nuevo en perfectas condiciones.

Fuente: autoclassics.com