Con 200 CV de potencia para 590 kilos de peso, te puedes imaginar las prestaciones de este impresionante speedster.

Para cualquier amante de los automóviles, un Porsche 550 Spyder es un vehículo muy especial. Incluso una réplica bien hecha, como la que protagoniza esta noticia, merece el máximo de atención y respeto.

La configuración del interior con un solo asiento, el color naranja que lo tiñe o los componentes mecánicos acabados en dorado consiguen que este superdeportivo clásico sea un descapotable único en muchos sentidos.

Galería: Porsche 550 Spyder monopuesto

La réplica en cuestión toma como base una unidad personalizada de Vintage Motorcars con las modificaciones necesarias para ubicar al conductor en el centro. Obviamente, esta operación requiere revisar los pedales, lo que a su vez ha obligado a ajustar el depósito de combustible delantero, con el fin de que todo encaje.

La carrocería está pintada en un marrón perteneciente a la paleta de colores de Toyota. Mientras, las llantas personalizadas reproducen el estilo clásico de Fuchs, pero lucen un acabado un poco cóncavo, que les aporta un toque de modernidad.

Porsche 550 Spyder monopuesto

Los responsables del proyecto han utilizado hasta nueve tipos de cuero diferentes, todos en la escala cromática del color naranja, para tapizar el interior, el hueco portaequipajes y la parte inferior del compartimento de carga delantero.

El resto exhibe un motivo inspirado en la tela escocesa a juego. Los pequeños detalles incluyen el término 'Selfish' (Egoísta), el nombre de este proyecto, en una tipografía que se inspira en la del 'Spyder' original.

Porsche 550 Spyder monopuesto

La cubierta trasera que se coloca sobre el motor tiene una apertura asistida, que parece más un ejercicio de estilo que un elemento funcional; eso sí, está fabricada en fibra de vidrio, lo que asegura una ligereza destacable.

La potencia proviene de un motor Volkswagen Tipo 4, pero esta versión tiene 2,6 litros de cilindrada, bastante más que cualquier versión de serie. La potencia ronda los 200 CV, más que suficientes para mover con soltura un conjunto de 590 kilogramos.

Porsche 550 Spyder monopuesto

Como curiosidad, el propietario del vehículo afirma que este coche tiene un 'hermano'. Parece ser que también existe una réplica del Porsche 550 monoplaza, pero en lugar del motor de origen Volkswagen, equipa un bloque bóxer, turboalimentado, perteneciente a Subaru. Estamos deseando conocer más datos sobre este vehículo, pero de momento, nos conformamos con este Porsche 550 Spyder con motor VW.

Fuente: Hoonigan AutoFocus, vía YouTube