La única razón por la que Woking fabrica híbridos es la normativa de emisiones.

El fabricante británico McLaren lleva ya mucho tiempo preparando un nuevo modelo híbrido, el McLaren Artura, y cabe recordar que el todopoderoso McLaren P1 ya recurrió a un sistema de propulsión de este tipo, aunque por entonces lo hizo como una forma de aumentar notablemente sus prestaciones a base de electricidad.

Ahora, la firma de Woking se ha visto obligada a recurrir a la hibridación, por aquello de cumplir con las normativas de emisiones de la Unión Europea, ya que de otra manera simplemente no saldrían las cuentas.

Galería: McLaren Artura, teaser oficial

Mike Flewitt, CEO de McLaren Automotive, ha comentado en una entrevista a la publicación británica Car que la marca tiene muy clara su estrategia de futuro, y desde luego no pasa por fabricar un modelo SUV o crossover, si bien los híbridos son estrictamente necesarios para cumplir con la ley.

A diferencia de Ferrari, Aston Martin o Lamborghini, que ya han sucumbido a la moda SUV con el futuro Purosangue, el DBX y el Urus, la compañía de Woking mantiene su postura. Lo suyo son los superdeportivos. Y punto.

McLaren Sabre 2021
McLaren Sabre 2021, el último lanzamiento de Woking.

"Nos hemos ceñido a la idea de fabricar supercoches. ¿Vais a hacer un SUV? ¿Vais a hacer un eléctrico? Son preguntas que me hacen en otros mercados. La respuesta es que no, no los vamos a hacer", ha afirmado Flewitt.

"La respuesta 'no' es verdaderamente racional. Nuestra marca está basada totalmente en la competición, los superdeportivos y los coches para disfrutar. Es demasiado pronto para ampliar la firma hacia otras áreas e intentar dar credibilidad a un producto que claramente no tiene nada que ver con nuestra historia."

McLaren P1 2012
McLaren P1 2012

"Soy lo suficientemente sincero como para decir que solo hibridamos coches para cumplir con la legislación medioambiental y seguir dentro de la ley. Más allá de 2022 o 2023, no nos veo fabricando ningún coche no híbrido", concluye el mandamás de Woking.

Unas declaraciones que sin duda resultan claras y directas, y que muchas veces no escuchamos de los responsables de los grandes fabricantes. Flewitt, no obstante, tiene claro el objetivo y el rumbo que ha de tomar McLaren Automotive, y no tiene problema en hacerlo público, de igual modo que lo han hecho en los últimos años los responsables de diseño y marketing, quienes también han renegado de los SUV.