El nuevo SUV eléctrico de la firma checa se ha convertido en el coche del director de carrera.

Si hace apenas unos días tuvimos un primer encuentro con el nuevo Skoda Enyaq 2021, un SUV 100% eléctrico del que te contamos todos sus secretos, ahora, el novedoso modelo se ha dejado ver en La Vuelta a España 2020.

Aprovechando que Skoda es patrocinador oficial de la carrera española, una de las tres grandes rondas por etapas del ciclismo mundial, la marca ha aprovechado este escaparate para darle visibilidad a su último lanzamiento.

Así las cosas, el Enyaq dio soporte a Javier Guillén, el director de carrera, durante la decimotercera etapa, una dura contrarreloj con final en el Mirador de Ézaro, celebrada el pasado 3 de diciembre.

Galería: Skoda Enyaq en la Vuelta a España 2020

Pero no será la última vez que lo veamos en carrera, ya que el Enyaq iV volverá a formar parte de la comitiva de la carrera durante las dos últimas etapas de La Vuelta, que tendrán lugar este mismo fin de semana.

Así las cosas, el Enyaq iV de dirección de carrera está pintado en color rojo y cuenta con techo panorámico, seis antenas, sirenas específicas, frigorífico y centro de comunicación y de transmisiones. En resumen, todo lo necesario para gestionar el buen transcurrir de la prueba.

Además, según informa la marca, está construido sobre la plataforma modular MEB, creada para vehículos eléctricos, pero su chasis se ha "modificado para su empleo en La Vuelta". Del mismo modo, durante los días que el Enyaq no ha estado presente en carrera, el director ha viajado a bordo de un Skoda Superb iV (un híbrido enchufable).

Skoda en la Titan Desert 2020

Pero más allá de los 10 años que lleva patrocinando La Vuelta, o de su vinculación con el Tour de Francia, la relación de Skoda con el ciclismo va más allá.

Sin ir más lejos, estos días la marca checa ha estado dando apoyo a la Titan Desert, que arrancó el 3 de noviembre y termina hoy mismo, tras disputarse en la provincia de Almería (Desierto de Tabernas y el Parque Natural del Cabo de Gata). En ella, los amantes del MTB han tenido que enfrentarse a un total de 428 kilómetros, haciendo frente a un desnivel positivo acumulado de 8.429 metros.