El periodista británico se lo ha pasado en grande durante los últimos años...

Si eres aficionado al mundo del motor desde hace años, seguro que conoces a uno de los periodistas más habituales de YouTube, que ahora trabaja para Top Gear, el programa británico de la BBC. Hablamos de Chris Harris, uno de los probadores más reconocidos a nivel mundial.

Además de periodista, también ha hecho sus pinitos como piloto, ya que ha competido con fórmulas, coches clásicos (Goodwood Revival, por ejemplo) y en carreras de resistencia como las 24 Horas de Nürburgring, donde participó en 2010, 2015 y 2016; este último año, como piloto del equipo Glickenhaus. 

Un 'petrolhead' auténtico, que sin duda disfruta exprimiendo los coches al máximo y que, además, es capaz de contarnos sus sensaciones sobre la marcha, mientras derrapa a grandes velocidades y marca tiempos de vuelta.

Chris Harris drives the 488 Pista

Cuando Harris contaba con su propio canal de vídeos en YouTube, no faltaban exagerados 'drifts' a altas velocidades, mientras los juegos de neumáticos volaban, literalmente. Lógicamente, desde que entró a formar parte de Top Gear, en 2016, el nivel de vehículos y conducción no ha disminuido un ápice.

El programa de televisión inglés ha querido crear un vídeo recopilatorio con los mejores momentos 'de costado' de su presentador, con todo tipo de vehículos y en circuitos del mundo entero. Una sucesión de hipnóticos movimientos, acompañados del sonido de geniales motores.

Hablamos de modelos que van desde el Ferrari 812 Superfast, con sus 800 CV, hasta el espectacular Ford GT, el todopoderoso Porsche 911 GT3, el brutal McLaren 720S o el inimitable 'Godzilla', es decir, el Nissan GT-R.

Chris Harris and The Stig

Por supuesto, no faltan bestias de prácticamente todos los fabricantes que se te ocurran, pasando por Mercedes-AMG, Aston Martin, Audi, Alfa Romeo, BMW, Dodge u Honda, por ejemplo.

Sin más, aprovecha para subir el volumen (mejor con auriculares, por supuesto), hazte unas palomitas y disfruta del vídeo que, aunque no es muy largo, es una gran manera de amenizar 10 minutos de tu fin de semana.