El primer todocamino de cero emisiones de la marca checa está a la vuelta de la esquina.

El fabricante checo Skoda mostró hace apenas unos días las primeras imágenes de su futuro SUV eléctrico, el denominado Skoda Enyaq iV, aunque por entonces lo vimos todavía atiborrado de camuflaje, en una curiosa combinación de colores, en tonos verdes. Ahora, nos podemos imaginar al natural el todocamino de cero emisiones, gracias a esta recreación.

El render es obra de la publicación rusa Kolesa y, básicamente, muestra el Enyaq iV sin camuflaje, aunque lógicamente han tenido que echarle algo de imaginación, ya que es casi imposible intuir todos los detalles del modelo que la marca no ha querido que quedasen a la vista. En todo caso, el modelo de Mladá Boleslav está al caer.

Galería: Skoda Enyaq 2021, teasers

La producción de este SUV eléctrico, primo hermano del futuro Volkswagen ID.4 y basado también en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, está prevista para finales de este mismo año, en la factoría principal de la marca, mientras que su lanzamiento y comercialización se prevé para principios de 2021.

Eso sí, más que un SUV al uso, el modelo será una especie de familiar sobreelevado. Sabemos que tendrá unas dimensiones considerables, con 4,65 metros de longitud, 1,88 metros de anchura y 1,62 metros de altura. Básicamente, las mismas dimensiones que un Audi Q5, para entendernos.

Skoda Enyaq 2021, teaser

Como ya sabíamos, el Skoda Enyaq iV ofrecerá varios niveles de potencia, además de tres baterías de diferente capacidad, con diversas cifras de autonomía homologada. Entre estas variantes, cabe destacar una RS, que en principio será la más deportiva del catálogo, además del coche más potente de la historia de Skoda... y quizá también el más caro.

La gama estará compuesta por versiones de motor único, de propulsión trasera, y de doble propulsor (y, por tanto, de tracción total), con potencias de 148 y 204 CV para las primeras, y de 265 y 306 CV para las versiones con dos unidades eléctricas.

Skoda Enyaq 2021, teaser

Además, la autonomía homologada de las diferentes versiones se moverá entre los 340 kilómetros de la más básica y los 500 kilómetros de la variante con la batería más generosa. En este último aspecto, se ofrecerán opciones de 52, 58 y 77 kWh útiles.

Por último, la marca también anunció que el modelo será capaz de recargar sus baterías a un máximo de 125 kW, en una estación de carga rápida, con corriente continua, en cuyo caso pasar del 10 al 80% de carga lleva unos 40 minutos. También se podrá cargar en un enchufe doméstico convencional, o bien en un wallbox de 11 kW (de 6 a 8 horas).

Fuente: Kolesa.ru