Del SsangYong Actyon al Audi Q3 Sportback, estos vehículos siguen siendo el sueño de muchos conductores.

A pesar de que son modelos caros y con ciertas limitaciones de habitabilidad en las plazas traseras, los SUV de corte coupé son un tipo de vehículo que suman cada vez más adeptos... y representantes. La receta parece simple: basta coger un todocamino convencional y modificar la zaga, a partir del pilar B, creando una línea más deportiva.

Pero no es tan sencillo, porque normalmente estos coches también reciben ligeros ajustes en la suspensión para mostrarse más eficaces en el apartado dinámico y amoldarse a la nueva fisonomía. Ahora bien, ¿sabes qué modelo estrenó este nicho de mercado? 

Galería: SUV coupés, 13 años de evolución

La mayoría de la gente piensa que esta categoría nació en 2007, cuando BMW mostró al mundo la primera generación del X6. Sin embargo, el primer modelo con esta fisonomía se remonta un año atrás. En 2006, SsangYong introdujo el Actyon.

El 'hermano' del Kyron fue un SUV compacto adelantado a su tiempo, pues inició una era que pocos podían pensar que iba a ser tan larga y fructífera. En realidad, más que un SUV, se le podía considerar un todoterreno, pues se comercializaron versiones con reductora y el coche empleaba un eje rígido trasero. 

El automóvil coreano montaba un propulsor turbodiésel, de 2,0 litros de cilindrada, que desarrollaba 141 CV. Esta mecánica se asociaba a un cambio manual de cinco marchas o a uno automático de cuatro. Sí, eran otros tiempos... 

SUV coupés, 13 años de evolución

Como hemos comentado, al año siguiente, el BMW X6 reinterpretó ese concepto en clave Premium. Construido sobre la base de la segunda generación del X5, dividió la opinión pública en dos. Los detractores no le veían sentido, y menos ofreciendo solo cuatro plazas, mientras que los defensores consideraban que era ideal para destacar entre la 'jungla' de asfalto. 

A pesar de este debate, el modelo tuvo mucho éxito, hasta el punto de que, unos años más tarde, concretamente en 2014, BMW lanzó otro vehículo con estas mismas características, el X4. Es más, en 2017, le llegó el turno al X2, un modelo que completaba la saga más pasional de la marca de Múnich.

SUV coupés, 13 años de evolución

Los demás fabricantes tardaron un tiempo en hacer frente a BMW, pero apremiados por las buenas cifras de ventas de estos coches, se propusieron recuperar el terreno perdido. Así, en 2015, debutó el Mercedes-Benz GLE Coupé y, en 2016, el GLC Coupé, para rivalizar contra los X6 y X4, respectivamente. 

En los últimos tres años, el mercado se ha enriquecido con otros modelos, desde el Lamborghini Urus hasta el Jaguar I-PACE, un todocamino 100% eléctrico, ganador del premio Coche del Año en Europa 2019. También, hay que mencionar al Porsche Cayenne Coupé, que, seguramente, superará en ventas a su 'hermano'.

Curiosamente, Audi ha estado al margen de este segmento hasta hace unos meses, momento en el que estrenó el flamante Q8. Pero ya no es el único SUV de estilo coupé de la casa, porque el Q3 Sportback acaba de ponerse a la venta en el mercado español.  

SUV coupés, 13 años de evolución

Sin duda, esta moda está lejos de finalizar. Cada vez más firmas generalistas están creando sus SUV con línea coupé, como el Toyota C-HR o el Ariya, el próximo coche eléctrico de Nissan, recientemente presentado en el salón de Tokio. 

¿Y el futuro? Se presenta generoso en este campo, con el CUPRA Tavascan o el Skoda Vision iV Concept en el horizonte, entre otros proyectos casi confirmados. En definitiva, si la moda de los SUV parece imparable, los todocaminos de corte deportivo cada vez son más el 'ojito derecho' de muchos potenciales clientes.