Nace con una nueva plataforma y equipa baterías de última generación. Llegará en 2020 y promete 480 kilómetros de autonomía.

Muchas eran las voces que apuntaban a la posibilidad de un segundo modelo 100% eléctrico, en forma de SUV, en el catálogo de producto de Nissan.

Ahora, ya sabemos que ese segundo vehículo ecológico se llamará Ariya Concept 2020 y que nace utilizando la tecnología del LEAF, pero buscando la inspiración estética en el superventas Qashqai.

Galería: Nissan Ariya Concept

El futuro vehículo se acaba de presentar en el salón de Tokio 2019. Lo curioso es que una revista japonesa lo publicó unos días antes en su portada, con lo cual ha sido una novedad ya conocida.

También sabemos que el Ariya utilizará la nueva plataforma CMF-EV, que hará su debut comercial precisamente con este todocamino ecológico. El vehículo, que se espera para el año 2020, equipará baterías tipo '811', refrigeradas por líquido. Se trataría de unas baterías de iones de litio de quinta generación, más avanzadas que las que utiliza el LEAF actual.

En cualquier caso, no creemos que el modelo definitivo de producción incluya las enormes llantas de aleación de 21 pulgadas, que luce el Ariya Concept.

Nissan Ariya Concept

En cuanto a las prestaciones, el automóvil ofrecerá una autonomía máxima, en el mejor de los casos, de 480 kilómetros. La aceleración, de 0 a 100 km/h, será de 6,2 segundos.

Respecto a las dimensiones, el Ariya Concept dispone de un tamaño similar al de un Qashqai, aunque con una habitabilidad próxima a la de un X-Trail. Este ejercicio de estilo dispone de dos motores eléctricos, uno en cada eje.

Nissan Ariya Concept

Gracias a las imágenes del interior, podemos contemplar una atmósfera moderna y futurista, con grandes pantallas digitales, de tipo táctil en el caso de la del sistema de infoentretenimiento, que queda ubicada en la parte superior del salpicadero. También sabemos que el Ariya Concept dispone del sistema de conducción autónoma, denominado Nissan ProPilot 2.0.

Por otra parte, las especulaciones apuntan a que el próximo vehículo ecológico del fabricante japonés tendrá un precio bastante competitivo, lo que le permitirá hacer frente, con garantías, a rivales como el Tesla Model Y o el Volkswagen ID.4.