Inicialmente, el nuevo SUV solo dispondrá de motores turbodiésel... y una variante AMG.

En 2015, asistimos al nacimiento de un nuevo SUV de Mercedes-Benz con aspecto deportivo, siguiendo los pasos del BMW X6. Hoy, te mostramos el Mercedes GLE Coupé 2020, la segunda generación del modelo, basado en el nuevo GLE, ya a la venta en nuestro país. 

Inicialmente, solo contará con motores turbodiésel de seis cilindros en línea, con 3,0 litros de cilindrada. El primer nivel se sitúa en 272 CV y 600 Nm, para la versión 350 d 4MATIC, mientras que el segundo escalón llega a 330 CV y 700 Nm, para el 400 d 4MATIC. 

Eso sí, en el momento del lanzamiento, que se producirá durante la próxima primavera, también se comercializará la versión AMG 53 4MATIC+, con 435 CV, a partir de un motor de gasolina con la misma arquitectura y cilindrada que los propulsores de gasóleo antes mencionados. Posteriormente, llegará una versión híbrida enchufable.  

Con 4,94 metros de longitud, el nuevo GLE Coupé 2020 es 4,0 centímetros más largo que su antecesor. La distancia entre ejes también aumenta 2,0 centímetros, pese a lo cual es 6,0 más corta que la del GLE estándar, lo que se traduce en un tacto más deportivo.

Galería: Mercedes GLE Coupé 2020

En el frontal, el nuevo todocamino luce la parrilla 'diamantada', si utilizamos el lenguaje de la casa alemana, atravesada por una única lama horizontal. El paragolpes deportivo casa a la perfección con el tipo de vehículo, mientras que la línea AMG aporta toques pasionales a lo largo del conjunto, como, por ejemplo, más inserciones cromadas o pasos de rueda en el color de la carrocería.

De serie, los faros están equipados con tecnología de tipo LED. El parabrisas, más inclinado que antes, reduce la resistencia al aire en un 9%. En los laterales no hay líneas de tensión, mientras que las llantas de aleación oscilan entre las 19 y las 22 pulgadas.

Por último, en la zaga, debajo del 'musculoso' pilar C, se integran los pilotos, divididos por el portón. El prominente spoiler de la tapa del maletero aporta una alta dosis de deportividad, mientras que la matrícula está alojada en el paragolpes, donde van integrados un difusor y una doble salida de escape cromada.  

Mercedes GLE Coupé 2020

Pasando al habitáculo, está presidido por dos pantallas de 12,3 pulgadas cada una, ubicadas en formato panorámico. En la consola central, aparecen cuatro salidas de aire y mandos físicos para el sistema de climatización. Todo, heredado del GLE estándar.  

El maletero ofrece entre 655 y 1.790 litros, algo menos que los 825 y 2.055 de la carrocería convencional. El asiento trasero puede abatirse en una proporción de 40/20/40. Además, con la suspensión neumática opcional AIRMATIC, la altura de carga desciende 5,0 centímetros, pulsando un botón. 

Mercedes GLE Coupé 2020

En materia de conectividad, el control por voz en el sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience) forma parte del equipamiento de serie y, a lo largo de 2020, se integrará el servicio de música Amazon Music, mediante el cual, los miembros de Amazon Prime podrán elegir entre dos millones de canciones y transferir la música seleccionada al coche. 

Volviendo al tema de los motores, esperamos que, unos meses después del inicio de la comercialización, el Mercedes GLE Coupé 2020 disponga de más mecánicas, incluida alguna de gasolina.

La transmisión asociada es la automática con convertidor de par 9G-TRONIC, de nueve velocidades, mientras que el sistema de tracción total 4MATIC está conformado por un embrague multidisco, controlado electrónicamente, capaz de repartir el par entre ambos ejes de forma totalmente variable (del 0 al 100%).

Mercedes GLE Coupé 2020

Como complemento a la suspensión neumática, nos encontramos con el tren de rodaje adaptativo E-ACTIVE BODY CONTROL, que regula la suspensión de cada rueda de forma independiente, para optimizar el dinamismo. 

Por supuesto, el listado de ayudas electrónicas a la conducción es descomunal. Por citar la más novedosa, mencionaremos el control de velocidad adaptativo con información de atascos en tiempo real, que reduce la velocidad a 100 km/h en vías de primer orden, antes de llegar a una congestión.

De momento, no se han facilitado los precios para el mercado español. Ahora, lo que toca es admirarlo en vivo en el salón de Frankfurt, dentro de dos semanas.