Creado para una berlina como el 405, el propulsor Mi16 se acabó haciendo famoso en el Campeonato del Mundo de Rallies (WRC).

Mejorar un clásico como el Peugeot 205 GTi, el que de por sí ya es considerado por muchos como el mejor utilitario deportivo de los años 80, no parece una tarea sencilla. Sin embargo, tampoco es algo imposible de conseguir. 

Al menos, esa es la sensación que transmite esta unidad, restaurada y modificada, que nos presentan los compañeros de Motor1.com en Reino Unido. Concretamente, hizo acto de presencia en los dos eventos que forman parte de C4r-Fest: el  de Laverstoke Park, en Hampshire, y el de Bolesworth Castle, en Cheshire.

Ambas citas fueron organizadas por Chris Evans, un famoso DJ de BBC Radio 2, así como por todo su equipo. El objetivo de estos festivales era recaudar fondos para Children in Need, una asociación benéfica que ayuda a niños necesitados. Pero... ¿qué hacía allí el Peugeot 205 GTi? Muy sencillo, dar 'paseos' a todo aquel que quisiera subirse de pasajero. 

Otras noticias imprescindibles sobre el Peugeot 205 GTi

Una sorpresa en el vano motor

Sin embargo, todo aquel que viajara en el coche se llevaría una agradable sorpresa. ¿El motivo? Una pequeña 'chuchería' que los encargados del proceso de restauración escondieron bajo el capó. Estamos hablando del ligero detalle de desechar el motor 1.9 original, que desarrollaba originalmente 130 CV de potencia (122, en las unidades catalizadas). 

En su lugar, este pequeño deportivo, de 27 años de edad, optó por el motor 1.9 Mi16, con 16 válvulas y 160 CV, que empleaba una berlina de corte deportivo como el Peugeot 405 Mi16.

Peugeot 205 GTi con motor Mi16

Peugeot 205 GTi Mi16: ajustes necesarios

Famoso por servir de base para el propulsor que empleaba el Peugeot 206 WRC, un coche que alcanzó dos títulos mundiales en el WRC, el Mi16 nunca se equipó, de serie, en la gama 205 GTi. De ahí que se haya tenido que hacer un gran trabajo, a la hora de 'encajarlo' en el espacio disponible, pero también, para adaptar la transmisión y las suspensiones a las nuevas necesidades. 

Si te preguntas de dónde ha salido la idea, te diremos que forma parte del proyecto Above and Beyond de Peugeot, dentro de la Performance Academy de la firma, que se centra en formar a los futuros técnicos de la red de concesionarios del Reino Unido. 

De este modo, los visitante al C4r-Fest pudieron disfrutar de los copilotajes de este modelo tan especial y exclusivo, en colaboración con Sporting Bears Charity: un grupo de entusiastas de los coches clásicos, que tiene como objetivo recaudar fondos para causas benéficas. 

Galería: Peugeot 205 GTi con motor Mi16