Se llama SCG 007 y se suma a la nómina de proyectos que el fabricante lleva desarrollando en los últimos años.

Scuderia Cameron Glickenhaus  es un fabricante artesanal de superdeportivos norteamericano. Su próximo objetivo es triunfar en la carrera de resistencia más importante del mundo, las 24 Horas de Le Mans, y para conseguirlo acaba de presentar el SCG 007. Un vehículo que competirá en la categoría LMP1... pero nunca antes del año 2020.

Acaba de enseñarnos las primeras imágenes de un prototipo de competición y para hacerlo realidad, pretende comercializar 25 unidades de la versión de calle, a un precio unitario de un millón de dólares. Además, la compañía construirá y venderá una segunda unidad del SCG 007 de carreras. Esas son, al menos, las intenciones de la empresa estadounidense.

SGC 007 LMP1

Llegados a este punto, debemos hacer una pequeña puntualización. No debemos confundir el SCG 007 con el SCG 006, recientemente anunciado, que es un modelo deportivo de aspecto e inspiración retro. Tampoco debemos confundirnos con el SCG 005, el todoterreno de la compañía, o con el SCG 004, un deportivo de tres plazas, con motor central, que también dispone de una versión de competición y que también está programado para su comercialización en el años 2020.

También te podría interesar:

Así las cosas, el único modelo 'de carne y hueso' de la firma americana es el SCG 003. La versión matriculable de este coche hizo su presentación oficial el año pasado en Monterey. A su vez, este modelo también tiene una variante de competición, que se alzó con la victoria en su categoría de las 24 Horas de Nürburgring de la pasada edición. 

SGC 007 LMP1

El propietario de la compañía, James Glickenhaus, tiene cierta experiencia en las carreras de resistencia y, con la nueva reglamentación vigente, que permite competir a los superdeportivos de producción participar en la categoría LMP1, ahora quiere una victoria general en las 24 Horas de Le Mans. De alzarse con el triunfo, sería el primer automóvil estadounidense que obtuviera el primer puesto desde la victoria del Ford GT40, en 1969.

Eso sería un gran logro, aunque el desafío es superlativo y necesitará de muchas horas de trabajo, al margen de unas simples imágenes. Parece claro que queda mucho trabajo por hacer y el año 2020 está a la vuelta de la esquina. Veremos si los pronósticos del Sr. Glickenhaus finalmente se cumplen.

Fuente: Scuderia Cameron Glickenhaus a través de Facebook

Gallery: Scuderia Cameron Glickenhaus SGC007 LMP