Ante la inminente compra de Opel por parte del Grupo PSA, te presentamos 5 sinergias que podrían compartir sus modelos futuros.

Tal y como te hemos contado, estamos a la espera de la confirmación oficial de la compra de Opel por parte del Grupo PSA. Un proceso que debería formalizarse este mismo lunes. Sin embargo, nosotros hemos querido imaginar cuáles serían las 5 sinergias que podrían aplicar Citroën, Opel y Peugeot en sus futuros modelos.

A fin de cuentas, si un Audi A3 y un SEAT León emplean los mismos motores o un Nissan Qashqai y un Renault Kadjar recurren a la misma plataforma... ¿por qué no lo podrían hacer los futuros Citroën C4, Opel Astra y Peugeot 308? Teniendo en cuenta la tecnología actual de cada marca, estos son los elementos que podrían compartir...

Citroën, Opel y Peugeot: cinco sinergias que podríamos ver en sus modelos

Plataforma modular EMP2

Se trata del elemento en el que se están sustentando los últimos modelos del Grupo PSA. Estamos hablando de la plataforma modular EMP2 (Efficient Modular Platform 2). Presentada en 2013, el primer modelo en emplearla fue el Citroën C4 Picasso, así como el Grand C4 Picasso, que se ensamblan en la factoría de Vigo. Después llegó el turno de Peugeot, con los 308, 3008 o 5008.

Utilizar una misma plataforma, que se pueda adaptar a distintos tipos de vehículos, aporta grandes ventajas. Más allá de las puramente económicas y dinámicas, en el caso de la EMP2, aporta mayor fiabilidad y permite reducir el peso del conjunto hasta en 70 kilos.

También, permite bajar un 22% las emisiones de dióxido de carbono (CO2). ¿Cómo? Reduciendo la resistencia a la rodadura del coche y permitiendo la instalación de elementos como el sistema de parada y arranque automáticos del motor Stop & Start, una dirección con asistencia puramente eléctrica o un catalizador de oxidación selectiva (SCR) para los motores turbodiésel. 

Motores BlueHDi y PureTech

Otro de los pilares en los que se están sustentando las buenas ventas de las marcas del grupo francés. Tanto Citroën, como DS y Peugeot, se están beneficiando de estas dos familias de motores, con potencias comprendidas entre los 68 y los 180 CV.

Los de gasolina se denominan PureTech, tienen tres cilindros y cuentan con 1,2 litros de cilindrada. De las cuatro versiones disponibles, las de acceso se denominan 1.2 PureTech 68 y 1.2 PureTech 82, son de aspiración atmosférica y tienen 68 y 82 CV de potencia. Por encima, ya con un turbocompresor, aparecen los 1.2 PureTech 110 y 1.2 PureTech 130, con 110 y 130 CV, respectivamente.

Respecto a los de ciclo diésel, BlueHDi, todos son turboalimentados y se dividen en dos cilindradas. Por un lado, aparecen los 1.6 BlueHDi 75, 1.6 BlueHDi 100 y 1.6 BlueHDi 120, con 75, 100 y 120 CV. Por el otro, encontramos los 2.0 BlueHDi 150 y BlueHDi 180, que entregan 150 y 180 CV, respectivamente.

Otro punto a su favor, en términos mecánicos, es la transmisión automática con convertidor de par EAT6, de 6 velocidades.

Citroën, Opel y Peugeot: cinco sinergias que podríamos ver en sus modelos

Tecnología híbrida

Otro aspecto en el que el Grupo PSA va por delante. En 2011, puso a la venta su primer híbrido, el 3008 HYbrid4, que combinaba un propulsor turbodiésel de 163 CV, encargado de mover las ruedas delanteras, y otro eléctrico, cuya función es mover el tren posterior, garantizando la tracción total. Misma configuración (diésel-eléctrico) que empleaba el Peugeot 908 HYbrid4, el prototipo que jamás llegó a disputar las 24 Horas de Le Mans de 2012... 

Anécdotas aparte, el grupo francés está trabajando en un nuevo sistema híbrido enchufable, que debería estrenar el todocamino 3008, en un par de años. También, el DS 7 Crossback, que nos ha hecho salir de dudas, ya que en él se ha confirmado que la variante E-TENSE dispondrá de una potencia máxima combinada de 300 CV, extraídos de un motor de gasolina de 200 CV y dos eléctricos de 80 kW (109 CV) cada uno. Por supuesto, seguirá ofreciendo tracción total.

Hasta ese momento, dos modelos de PSA siguen ofreciendo el sistema híbrido primigenio: el Peugeot 508 RXH y el DS 5.

Citroën, Opel y Peugeot: cinco sinergias que podríamos ver en sus modelos

Tracción total con reparto selectivo de par

En sus dos últimos modelos, los Opel Insignia Grand Sport y Sports Tourer, el fabricante alemán ha presentado un nuevo sistema de tracción total, que estrena una función de reparto selectivo de par. Un elemento del que carecen las tres firmas francesas.

Asociado a la transmisión automática con convertidor de par, de 8 relaciones, es capaz de repartir de manera independiente el par motor entre ambas ruedas traseras. Algo que, en términos de dinamismo, mejora la estabilidad y agilidad del conjunto.

Citroën, Opel y Peugeot: cinco sinergias que podríamos ver en sus modelos

Servicios en linea Opel OnStar

Bajo ese término, la marca alemana ofrece un paquete de servicios en línea, que combina funciones de conectividad y movilidad, con un asistente personal. En el día a día... ¿en qué se traduce todo esto? La aplicación más llamativa es un sistema de llamada de emergencia y localización del vehículo, en caso de accidente. Un servicio que funciona ante una colisión de nuestro propio coche o si observamos un incidente de algún tercero.

Entre el resto de utilidades, aparecen una aplicación para los smartphone, asistencia en caso de robo del vehículo, descarga de itinerarios al navegador, conexión wifi 4G en el habitáculo y diagnóstico del vehículo.

Esta es una muestra de la tecnología que Opel ofrece actualmente, complementada por otros equipamientos, como la cámara frontal Opel Eye, que aglutina distintas ayudas electrónicas a la conducción, o los faros IntelliLux LED, con asistente de luz de carretera selectivo. 

Citroën, Opel y Peugeot: cinco sinergias que podríamos ver en sus modelos

Más novedades de Citroën, DS, Opel y Peugeot:

 

Citroën, Opel y Peugeot: cinco sinergias que podríamos ver en sus modelos