Rara vez ocurre que un coche barato sea también un deportivo, pero cuando lo es, estamos ante vehículos que pueden satisfacer tan bien el placer de conducción casi como modelos varias veces más caros.

Se trata de un pequeño nicho de mercado, pero para los entusiastas es importante saber que las listas de precios siguen ofreciendo coches deportivos y divertidos de conducir por debajo del umbral de los 40.000 euros.

Los cinco componentes de nuestra lista se caracterizan por una puesta a punto firme, una relación peso-potencia favorable o un diseño que hace hincapié en la dinámica de conducción. Obviamente, no hay ningún SUV en este ranking. 

  1. Toyota GR86 - 234 CV
  2. MINI John Cooper Works - 231 CV
  3. Volkswagen Polo GTI - 207 CV
  4. Hyundai i20 N - 204 CV
  5. Mazda MX-5 - 184 CV

Toyota GR86 - 234 CV

Aunque en España ya no se encuentra a la venta, hasta hace muy poco podías comprar por 34.900 euros un Toyota GR86. Se trata de un deportivo puro, de dimensiones compactas, desarrollado por el departamento deportivo Toyota Gazoo Racing y que desarrolla 234 CV.

Toyota GR86 (2022) nel test

Toyota GR86

  Peso en vacío Potencia máxima Relación peso/potencia
Toyota GR86 manual 1.264 kg 234 CV 5,40 kg/CV

El motor de gasolina es un bloque bóxer atmosférico con 2,4 litros y cuatro cilindros en posición delantera, que entrega 250 Nm de par. Por supuesto, el coche disfruta de un cambio manual de seis velocidades y su eje motriz es el trasero. Sus prestaciones son buenas (0 a 100 en 6,3 segundos y 226 km/h de punta), pero lo más destacado de él son las sensaciones que proporciona. 

MINI John Cooper Works - 231 CV

Es cierto, el MINI John Cooper Works se escapa por encima de los 40.000 euros (46.254 con caja manual), pero debíamos incluirlo por su diversión al volante. Los 231 CV 'térmicos' pronto serán reemplazados por una versión, en principio, ya 100% eléctrica. 

MINI John Cooper Works (2021)

MINI John Cooper Works

  Peso en vacío Potencia máxima Relación peso/potencia
MINI John Cooper Works 1.350 kg 231 CV 5,84 kg/CV

El motor es un 2,0 litros de cuatro cilindros y turboalimentado con 320 Nm, que descarga su potencia al suelo en las ruedas delanteras a través de una caja manual o también de una transmisión automática de ocho velocidades. Esta 'pulga atómica' marca un 0 a 100 en 6,1 segundos y una punta de 246 km/h. 

Volkswagen Polo GTI - 207 CV

Algo menos potente que los dos primeros modelos del ranking, el Volkswagen Polo GTI es de los pocos utilitarios deportivos que sobreviven en el mercado y eso es motivo de celebración. De tracción delantera y con cinco puertas, se propulsa con el motor 2.0 TSI de 207 CV. 

Volkswagen Polo GTI
  Peso en vacío Potencia máxima Relación peso/potencia
Volkswagen Polo GTI 1.286 kg 207 CV 6,21 kg/CV

La caja de cambios es la DSG de doble embrague y siete velocidades, mientras que, en materia de prestaciones, firma una velocidad máxima de 242 km/h y una aceleración de 0 a 100 en 6,5 segundos. 

Hyundai i20 N - 204 CV

También hay un deportivo surcoreano en el segmento B. Hablamos del Hyundai i20 N que, además de ser el único con un precio base de 30.000 euros, está pendiente de un restyling y cuenta con 204 CV en su haber.

Hyundai i20 N (2021)

Hyundai i20 N

  Peso en vacío Potencia máxima Relación peso/potencia
Hyundai i20 N 1.265 kg 204 CV 6,20 kg/CV

Este coche de tracción delantera apuesta por las cualidades deportivas 'clásicas', con el motor de gasolina turboalimentado de cuatro cilindros 1.6 T-GDI con 204 CV y 275 Nm, acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades. Roza los 230 km/h y tarda 6,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h.

Mazda MX-5 - 184 CV

En una lista así no podía faltar el roadster más vendido de todos los tiempos, el Mazda MX-5. Aunque es superado en potencia por algunos otros coches económicos, mantiene con firmeza el cetro como rey de la diversión al volante.

Mazda MX-5
  Peso en vacío Potencia máxima Relación peso/potencia
MX-5 SKYACTIV G 2.0L 1.053 kg 184 CV 5,72 kg/CV

En su opción más exclusiva, el MX-5 está propulsado por el motor atmosférico SKYACTIV-G de 2,0 litros y cuatro cilindros de 184 CV. Su configuración de motor delantero (pero en posición retrasada), propulsión trasera y caja de cambios manual de seis velocidades lo convierten en un clásico atemporal.

Para algunos, la versión 1.5 de 132 CV es igual de agradable de conducir. Sin embargo, con el bloque más potente registra una excelente relación peso-potencia, alcanza 219 km/h y tarda 6,5 segundos en hacer el 0 a 100.