La joya de la corona de Mazda, desde el punto de vista representativo, continúa siendo el MX-5, un roadster al que le espera un futuro electrificado para cumplir con las normativas de emisiones. Pero quedémonos en el presente, porque el biplaza acaba de actualizarse para su mercado local.

El Mazda MX-5 2024 llegará a su país el próximo mes de enero y, con toda probabilidad, las mejoras experimentadas en él también se aplicarán en la versión global a lo largo del año que viene. Se trata de un nuevo restyling tras el del año 2019. 

Ya disponible para pedidos en Japón, el deportivo cuenta con nuevos faros LED que ahora integran las luces de circulación diurna (antes estaban instaladas en el paragolpes). Los pilotos también se han actualizado discretamente y Mazda ahora utiliza LED en todas las funciones de iluminación, incluidos los intermitentes.

Mazda MX-5 2024

MX-5 2024: cambios exteriores e interiores

El lado izquierdo de la parrilla delantera se ha modificado para acomodar un radar para el control de crucero adaptativo. Asimismo, el coche estrena el sistema Smart Brake Support, que detiene automáticamente el coche al dar marcha atrás a velocidades de hasta 15 km/h cuando detecta un objeto. Completan los cambios exteriores la pintura Aero Grey Metallic y nuevos juegos de llantas en tamaños de 16 y 17 pulgadas.

Al entrar, el antiguo sistema de información y entretenimiento ha dado paso a otro actualizado (más rápido y con nueva interfaz) y con pantalla de 8,8 pulgadas, visto recientemente en los Mazda2 y CX-3 2024 para Japón.

También hay un nuevo interior color canela con una capota beige para una combinación que, según Mazda, se asemeja a los roadsters de la vieja escuela. Aunque no se mencionan en el comunicado de prensa, las imágenes muestran un retrovisor interior sin marco, un botón rojo SOS, una instrumentación ligeramente actualizada y lo que parecen puertos USB-C.

2024 Mazda MX-5 Miata (JDM)
2024 Mazda MX-5 Miata (JDM)

Motor 1.5 SKYACTIV-G de 136 CV

El MX-5 2024 obtiene un diferencial autoblocante que brinda mayor estabilidad a las versiones equipadas con la caja de cambios manual de seis velocidades. Los ingenieros también han modificado la dirección asistida eléctrica para reducir la fricción y brindar una "sensación más natural y limpia".

Otro cambio es la incorporación de un modo Track en el control de estabilidad, que interviene sólo cuando el conductor ya no puede controlar el coche.

Además, el motor atmosférico de gasolina 1.5 SKYACTIV-G ha ganado 4 CV (136 CV en total) siempre que funcione con combustible de alto octanaje. Por su parte, el bloque de 2,0 litros promete ofrecer una mejor respuesta al acelerar.

En principio, el MX-5 actual se mantendrá en el mercado un par de años. Después llegará una nueva entrega ya electrificada. Queda saber qué tipo de apoyo eléctrico integra, pues será clave para el peso del vehículo.