Aún recuerdo en 2020 cómo Mazda argumentaba los escasos 200 km de autonomía de su nuevo SUV eléctrico MX-30. La primera de sus dos razones era que, según un estudio, el 70% de los conductores en España realizaba menos de 50 km diarios. La segunda, que la fabricación de una batería de gran capacidad genera mucha contaminación y la marca debía cumplir su compromiso de reducir sus emisiones de CO2 al 50% hasta 2030 (respecto a 2010).

Te puede convencer o no esta explicación, pero lo cierto es que el todocamino salió 'malherido' al mercado, pues lamentablemente muchos clientes buscaban, y buscan, un alcance con el que despreocuparse de cargar el vehículo durante varios días y valoran menos otras cualidades, como el diseño, la fabricación sostenible o el dinamismo.  

Ahora las tornas han cambiado y Mazda propone la versión de autonomía extendida MX-30 e-SKYACTIV R-EV, que técnicamente es un híbrido enchufable en serie, pues sólo se propulsa con el motor eléctrico de 170 CV y 260 Nm. Ahora bien, ya no sólo tiene una batería como fuente de alimentación de la mecánica, sino también un propulsor de gasolina que genera electricidad.

Galería: Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba

Se depende... de una simple gasolinera

Ese propulsor es un bloque rotativo de cuatro tiempos y con un rotor para generar la combustión. Un bloque compacto y ligero, con un ciclo de funcionamiento ideal para optimizar consumos y emisiones (según la marca), que en este caso, apenas cubica 830 cm3 y declara 75 CV. Por si te lo estás preguntando, su mantenimiento es anual o cada 20.000 km, lo que antes se cumpla.

Por lo tanto, esta variante ofrece una pequeña batería de iones de litio de 17,8 kWh, que homologa 85 km en ciclo mixto, más un depósito de gasolina de 50 litros para el propulsor rotativo, con el que se consiguen alrededor de 600 km de alcance. La suma total es superior a los 680 km, pero lo mejor es que se depende de una gasolinera y no sólo de un punto de carga. 

Adiós al estrés, por tanto. No obstante, el coche, que representa una perfecta figura de transición hacia la era eléctrica, admite recargas con corriente alterna a un máximo de 11 kW y con continua a 36. Con la primera, se pasa del 20 al 80% en 50 minutos; con la segunda, el tiempo se reduce a 25 minutos. Es más, puedes dejar cargando el vehículo toda la noche en un enchufe convencional y es posible que lo tengas listo a la mañana siguiente. El cable Modo 3 se incluye de serie.

Galería: Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV 2023, prueba

Con etiqueta 0

Por supuesto, el Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV disfruta de la etiqueta 0, frente a los Nissan Qashqai y X-Trail e-Power, con un sistema calcado, pero con una batería de muy poca capacidad y una autonomía eléctrica muy baja, de ahí que se conformen con el distintivo Eco. 

El peso del vehículo se incrementa en menos de cien kilos respecto al MX-30 puramente eléctrico, mientras que el maletero baja ligeramente de capacidad, pasando de 366 a 350 litros o a 332 en el Edition R por el equipo de sonido BOSE. 

Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba
Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba

Lo mejor de dos mundos

Los programas de conducción son EV (fuerza el gasto de la batería), Normal y Charge (mantiene o recarga en marcha dicha batería con el motor rotativo). Cuando la batería se queda en el 45%, se activa el propulsor para que no baje de ese porcentaje. 

Sin duda, es un SUV con el que se disfruta de una suavidad mecánica manifiesta y que no pone límites a la hora de realizar largos desplazamientos. Además, el sonido que produce el motor rotativo no resulta demasiado molesto, aunque sí se hace presente en el habitáculo. 

Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba

El diseño marca el espacio (limitado)

En términos de diseño, habitabilidad y tecnologías, el Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV no varía frente a la versión 100% eléctrica. Es más, incluso los precios son semejantes: comienzan en 38.050 euros sin incluir los diferentes descuentos: 3.000 euros de la marca, 600 por fidelidad (clientes con otro Mazda) y 1.500 de financiación.

Así las cosas, con sus 4,39 metros, este modelo se integra en los todocaminos compactos (segmento C), si bien sus plazas posteriores y su maletero son más propios de un SUV urbano, pues no hay mucho espacio ni para los pasajeros ni para la carga. 

Cabe recordar que a la hora de acceder a los asientos traseros, primero hay que abrir las puertas delanteras y luego desbloquear las traseras, que se abren en sentido contrario a la marcha, como en una limusina. Al carecer del pilar central, el espacio para acceder o salir del habitáculo es menos angosto.

Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba
Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV 2023

El MX-30 R-EV, por fuera y por dentro

Si me permites unas pinceladas de diseño, sólo quiero recalcar que el MX-30 de autonomía extendida se diferencia del eléctrico por las inscripciones específicas y las llantas de aleación diferentes. El resto no varía, tampoco el interior.

Una cabina que, como ya comenté, emplea materiales sostenibles, como el cuero vegano (sin procedencia animal), el corcho o los plásticos a partir de botellas recicladas.

Pero mejor aún es la grata sensación de calidad y la atmósfera tecnológica, fruto de las tres pantallas integradas: la de la instrumentación, la que permite gobernar la navegación y el sistema multimedia, y la encargada de gestionar la climatización monozona. Esta última no se ve bien si la luz incide sobre ella. 

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV 2023
Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba
Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba

No obstante, también resulta patente la buena ergonomía por, entre otros, dos detalles: el primero es la ruleta circular HMI Commander, que es la mejor solución para adentrarnos en los diferentes submenús del monitor central, y el segundo es el amplio hueco portaobjetos que se genera debajo de la consola flotante y que no queda a la vista. Por supuesto, el sistema multimedia es compatible con Android Auto y Apple CarPlay.  

Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV, primera prueba

Comportamiento MX-30 e-SKYACTIV R-EV

En nuestra primera prueba por los alrededores de Múnich y Habsburgo, hemos vuelto a comprobar el dinamismo tan agradable del coche, con una puesta a punto ligeramente firme de la suspensión y levas que permiten variar la frenada regenerativa de forma rápida y efectiva. 

El coche lo hace muy bien en tramos técnicos, pues se guía fácil y el tren delantero motriz admite sin problemas la fuerza instantánea de la mecánica, que no genera una 'patada' contundente sino más bien un empuje progresivo. De hecho, la aceleración de 0 a 100 en 9,1 segundos nos parece una cifra buena, pero bastante cabal.

Asimismo, el tacto del acelerador no es especialmente brusco y el reparto selectivo del par E-GVC Plus (Electric G-Vectoring Control Plus) ayuda a ese buen comportamiento general. 

Mazda MX-30 e-Skyactiv R-EV 2023

En cuanto al consumo, hemos marcado 15,9 kWh/100 km hasta que se ha activado el motor rotativo (al llegar al 45% de la carga de la batería), una cifra baja beneficiada por un recorrido mayoritario por carreteras secundarias en terreno llano. Por cierto, las matemáticas indican un gasto medio de 8,3 litros cada 100 km con el propulsor de combustión, aunque queda comprobarlo cuando dispongamos del coche y realicemos nuestros recorridos habituales. 

La velocidad máxima se queda en 140 km/h autolimitados, que puede ser un pequeño problema en una Autobahn alemana, pero ninguno en nuestras autopistas y autovías de 120 km/h. Es más, el coche llega a esa velocidad sin la sensación de forzar la máquina. 

Precios MX-30 con autonomía extendida

Después de que el RX-8 desapareciera del mercado en 2012 y, con él, dejara de producirse el motor rotativo, Mazda recupera esta icónica mecánica en un SUV cuya gama se compone de los acabados Prime-Line (38.050 euros), Exclusive-Line (39.050), Advantage (39.550), Makoto (41.050) y Edition R (45.150). Puedes comprobar que las tarifas son las mismas que las del MX-30 100% eléctrico, con lo cual se trata de un golpe de efecto por parte de Mazda

Las ventas del vehículo en España durante 2024 pueden estar en el entorno de las 800 unidades. En breve volveremos a tener novedades de la firma de Hiroshima con la presentación del CX-80, la versión alargada y con siete plazas del CX-60, que suponemos heredará la gama mecánica de su 'hermano' pequeño. 

Mazda MX-30 e-SKYACTIV R-EV Edition R

Motor Eléctrico, delantero transversal
Motor Motor rotativo de gasolina, 830 cm³, 75 CV
Potencia 170 CV (eléctrico)
Par máximo 260 Nm (eléctrico)
Batería 17,8 kWh (capacidad bruta)
Autonomía eléctrica 85 km
Caja de cambios Directa, 1 velocidad
0-100 km/h 9,1 s
Velocidad máxima 140 km/h
Consumo 1 l/100 km (batería cargada)
Tracción Delantera
Longitud 4,39 m
Anchura 1,80 m
Altura 1,56 m
Peso en vacío 1.775 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 332 l
Precio base 45.150 euros