Por debajo del ya asentado Enyaq iV y por encima del futuro urbano Epiq, que llegará próximamente, Skoda añade una novedad a su gama SUV eléctrica: el nuevo Skoda Elroq 2025. Un todocamino de corte compacto que, sobre el papel, cumplirá la misma función que el Karoq... pero en un formato 100% eléctrico.

Pero más allá de eso, en esta primera prueba del Skoda Elroq 2025 (denominación que proviene de los términos Electric y Karoq) ya podemos contarte algunas características destacadas del nuevo modelo que se estrenará en otoño. Por ejemplo, que será el encargado de estrenar el lenguaje de diseño Modern Solid de Skoda, adelantado por el concept Vision 7S.

Y aún camuflado, ya podemos ir adelantando que este nuevo Elroq contará con un frontal totalmente nuevo, con la inscripción 'Skoda' sobre el frontal en lugar del clásico logo, con una nueva parrilla diferente al Crystal Face (que opcionalmente podrá estar iluminada), tras la que se esconde el radar y la cámara frontal, o con unos nuevos faros Full LED (Matrix LED, en opción) de diseño partido.

Un SUV compacto y eléctrico, con hasta 299 CV

Desarrollado sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, el Elroq alcanza los 4,48 metros de largo, frente a los 4,64 del Enyaq (-16 cm), mientras que su coeficiente aerodinámico Cx se quedan en 0,26, frente a los 0,30 del Karoq de combustión. Todo, en un modelo que puede equipar llantas de aleación de entre 19 y 21 pulgadas.

Primera prueba Skoda Elroq (camuflado)

Inscripción 'Skoda' en el frontal del Elroq

<p>Skoda Elroq, trasera y pilotos</p>

Skoda Elroq, trasera y pilotos

Pasando al interior, del que todavía no hay fotos oficiales, descubrimos que se mantiene el pequeño Digital Cockpit (instrumentación digital) de 5 pulgadas, combinado con un Head-up Display con realidad aumentada y con una pantalla de 13 pulgadas para el sistema multimedia.

Otro aspecto curioso es que el selector del cambio no está junto al volante, como en otros modelos con base MEB, sino en la consola central; una decisión a priori acertada. Y por supuesto, no falta la correspondiente dosis de sostenibilidad, representada por una tapicería compuesta al 78% por materiales reciclados.

Por lo demás, y a falta de poder probarlo con más tranquilidad, el espacio en las plazas traseras parece muy bueno para dos adultos, y correcto para tres, mientras que el maletero alcanza los 470 litros de capacidad (1.580, si se abaten los asientos). Y precisamente en el espacio de carga encontramos una de las nuevas soluciones Simply Clever: una red bajo la bandeja, que nos permite colocar el cable de carga.

Primera prueba Skoda Elroq (camuflado)

Primera prueba Skoda Elroq, vista lateral

Cifras de autonomía de entre 350 y 560 km

Por el momento, en este 'covered drive', Skoda ha facilitado algunos datos de las cuatro versiones que compondrán la gama de inicio, que pasamos a resumir en la siguiente tabla:

Versión Potencia Tracción Batería Velocidad máx. Autonomía
50 125 kW/170 CV Trasera 55 kW 160 km/h +350 km
60 150 kW/204 CV Trasera 63 kW 160 km/h +390 km
85 210 kW/286 CV Trasera 82 kW 180 km/h +560 km
85x 220 kW/299 CV Total 82 kW 180 km/h +550 km

Sobre los tiempos de carga de la batería, Skoda anuncia unos datos en corriente continua (a un máximo de 175 kW) de 25 minutos, para las dos baterías de menor tamaño, y de 28 minutos, para la más grande. Además, se ofrece la función de preacondicionamiento de la batería, lo que siempre reduce el tiempo de carga.

Respecto a la carga con corriente alterna, a un máximo de 11 kW, Skoda habla de unos tiempos que oscilan entre las 5,5 y las 8 horas.

Primera prueba Skoda Elroq (camuflado)

Nuevo Skoda Elroq, carga de la batería

Buenas sensaciones al volante... y mucha eficiencia

Durante la primera prueba en un entorno favorable para un coche eléctrico, como es la ciudad de Ámsterdam (donde la palabra desnivel no existe) hemos podido conducir el coche en un recorrido urbano y por carretera y autovía, en el que hemos obtenido un muy buen consumo de unos 14 kWh cada 100 km con la versión 85 de 286 CV.

Así que, de primeras, el nuevo Elroq parece un coche bastante eficiente, fruto de una aerodinámica y una gestión de la energía muy cuidadas... que habrá que volver a examinar en un entorno con una orografía menos favorable, todo sea dicho.

En el caso de la unidad que hemos conducido, sin la suspensión adaptativa DCC opcional, las sensaciones han sido las propias de un coche con un agrado de conducción realmente elevado, con una gran capacidad de aceleración y un nivel de comodidad bastante notable.

A su favor también juegan una dirección precisa, un tacto del freno bastante conseguido (aunque como en casi todo eléctrico, requiere un periodo de adaptación) y el hecho de poder modificar la regeneración a través de las levas en tres modos.

Ahora bien, como ya hemos comentado, esta primera prueba con una preserie camuflada no ha sido tan exhaustiva como requiere toda novedad, así que tendremos que esperar a conducir durante más kilómetros el coche para emitir un juicio más claro sobre su comportamiento. Pero de primeras, promete...

Primera prueba Skoda Elroq (camuflado)

Skoda Elroq 2025: equipamiento y precios

En términos de equipamiento, debemos destacar elementos como el sistema de conducción semiasistido Travel Assist o el de aparcamiento asistido y remoto, que ahora ofrece una función de 'entrenamiento', que permite memorizar aproximaciones de hasta 50 metros, para cinco plazas de garaje distintas.

Y todo, sin olvidarnos de elementos con importancia en el aspecto dinámico, como la mencionada suspensión adaptativa DCC, o al hablar de comodidad, como el acceso sin llave Kessy en todas las puertas o el climatizador de tres zonas.

Por ahora, no sabemos los precios oficiales del modelo, aunque es de esperar que, acorde a fuentes de la marca, pudiera partir por debajo de los 30.000 euros, descuento del Plan MOVES III incluido. Ayudas de las que podría beneficiarse si la comercialización arrancara antes de acabar 2024, con las primeras entregas ya listas para comienzos de 2025.

Galería: Primera prueba Skoda Elroq (camuflado)