El Ford Mustang Mach-E es el primer coche eléctrico de la compañía estadounidense que llega a Europa, y también el primer Mustang que abandona su histórico formato de coupé deportivo para abrazar la nueva filosofía de los SUV coupé de cero emisiones, con cierta orientación deportiva.

El Ford Mustang Mach-E Rango Extendido RWD, de propulsión trasera, con motor eléctrico de 294 CV y con una batería de 88 kWh útiles (98,8 kWh en total), ha logrado cubrir la ruta estándar de 360 kilómetros de nuestra prueba de consumo real con una cifra de 17,0 kWh/100 km (5,88 km/kWh). El coste de la recarga eléctrica necesaria para el viaje (de un consumidor doméstico) es de solo 16,19 euros.

Este Mustang Mach-E no aspira a estar en lo más alto de la tabla de consumo real, quedando por detrás de otros SUV eléctricos con equipamiento similar, como el BMW iX3 (13,8 kWh/100 km - 7,2 km/kWh) y el Mercedes-Benz EQC 400 4MATIC (16,6 kWh/100 km - 6,0 km/kWh).

Ford Mustang Mach-E, la prova

El Jaguar I-PACE EV400 (18,8 kWh/100 km - 5,3 km/kWh) y el Audi e-tron 55 quattro (19,0 kWh/100 - 5,2 km/kWh) consumieron más que el SUV eléctrico americano, dentro del segmento de los todocaminos eléctricos medianos/grandes.

El Mach-E probado, en versión Rango Extendido, estaba equipado con un esquema de dos ruedas motrices (las traseras). Se trata de la variante de 294 CV de potencia (216 kW), que también tiene la mayor batería de la gama: 98,8 kWh nominales y 88 kWh realmente utilizables.

La conducción del Mustang Mach-E RWD es cómoda y suave, especialmente cuando se desactiva la conducción de pedal único, y tiene suficiente potencia como para mover las más de dos toneladas del SUV con agilidad y garbo. Una conducción más deportiva muestra la naturaleza de la propulsión trasera del Mach-E, y en marcha el tacto tiende a ser un poco duro.

Ford Mustang Mach-E, la prova

La habitabilidad a bordo es buena, el maletero es muy espacioso y los acabados interiores ofrecen una muy buena sensación de calidad, pero con un estilo deliberadamente 'minimalista', que comienza con el reducido panel de instrumentos. Por otro lado, la pantalla multimedia central impresiona por sus 15,5 pulgadas y su formato vertical.

En el uso diario, este Ford Mustang Mach-E muestra unos resultados notablemente constantes en cuanto a consumo de energía, que no son precisamente de primera categoría, pero tampoco es preocupante. Esto significa que, aunque se pise el pedal del acelerador algo más de la cuenta, no se produce un gran aumento de la demanda de electricidad, excepto quizás en los viajes por autopista.

Ford Mustang Mach-E, la prova
Ford Mustang Mach-E, la prova

La batería de 88 kWh, realmente utilizable, ofrece una buena autonomía, casi siempre superior a los 400 kilómetros y cercana a los 500 con un uso más cuidadoso del acelerador en las rutas fuera de la ciudad.

Consumo en diversas situaciones de conducción

  • Urbano (Roma): 19,0 kWh/100 km (5,2 km/kWh) - 457 km de autonomía
  • Mixto (urbano y extraurbano):  17,0 kWh/100 km (5,8 km/kWh) - 510 km de autonomía
  • Autopista: 24,0 kWh/100 km (4,1 km/kWh) - 360 km de autonomía
  • Uso económico: 15,0 kWh/100 km (6,6 km/kWh) - 580 km de autonomía
  • Consumo máximo: 46,0 kWh/100 km (2,1 km/kWh) - 184 km de autonomía

Datos

Coche: Ford Mustang Mach-E Rango Extendido RWD
Precio base: 56.277 euros
Día de la prueba: 15/10/2021
Meteorología (salida/destino): soleado, 19°/ soleado, 11°
Precio del combustible: 0,2661 euros/kWh (electricidad)
Kilómetros del test: 1.022
Kilómetros totales al inicio del test: 1.698
Velocidad media en el trayecto entre Roma y Forlì: 76 km/h
Neumáticos: Continental PremiumContact 6 - 225/60 R18 104V XL

Consumo

Media real: 17,00 kWh/100 km (5,88 km/kWh)
Ordenador de a bordo: 17,00 kWh/100 km
En el surtidor: - kWh/100 km

Datos económicos

Gasto real: 16,19 euros
Gasto mensual: 35,97 euros (800 km al mes)
Distancia con 20 euros: 445 km
Distancia con la batería cargada: 518 km

Galería: Ford Mustang Mach-E 2020