A la espera del restyling, que llega este último trimestre, probamos el crossover coreano.

El pasado mes de agosto, Kia desveló una actualización para su crossover urbano, el Kia Stonic 2021, que estrena novedades como motorizaciones mild hybrid, con etiqueta Eco de la DGT, pero mientras llega finalmente al mercado la puesta al día del modelo lanzado en 2018, hemos probado una de las versiones salientes más interesante, con el motor más potente de la oferta de gasolina.

Hablamos del Kia Stonic 1.0 T-GDi de 120 CV, asociado al cambio automático DCT. Un coche de original aspecto, con múltiples combinaciones a la hora de personalizarlo y una gran dotación de equipamiento, que resulta ideal para la ciudad, tanto por tamaño como por la agilidad que muestra. Veamos qué ofrece el modelo, en detalle.

Galería: Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba

Original y atractivo

Ya no queda duda de que los modelos tipo SUV o crossover son los absolutos favoritos del mercado, y este Kia Stonic llegó a los concesionarios como una de las opciones más atrevidas de la marca coreana, dado a competir contra rivales tan duros como el SEAT Arona, el Renault Captur, el Nissan Juke o su 'primo', el Hyundai KONA, a los que últimamente se han sumado opciones tan interesantes como el nuevo Ford Puma, entre otros. 

Hablamos de un modelo de 4,14 metros de longitud, idéntico en dimensiones al Arona, que destaca por ejemplo por la generosa altura libre al suelo que ofrece, de 18,3 centímetros, que le permite circular por pistas y hacer incursiones fuera del asfalto con mayor facilidad que otros competidores.

Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba

En el caso de nuestra unidad de pruebas, en acabado Black Edition, destaca su aspecto exterior, con pintura de color gris y detalles en contraste en tono naranja, como los pilares o el techo. Las llantas, por su parte, son de 17 pulgadas, calzadas con neumáticos Contipremium Contact en medidas 205/55 R17.

El habitáculo ofrece un diseño interesante, con un buen espacio para sus ocupantes, incluidos los traseros, que viajarán holgados tanto a lo largo como a lo ancho, aunque es cierto que la plaza central trasera resulta estrecha. En la consola trasera hay una única toma USB, para recarga de dispositivos.

Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba

El aspecto general del interior es bueno y resulta agradable. Los diferentes mandos tienen buen tacto, aunque es cierto que los plásticos de los diversos revestimientos son duros, algo que tampoco es descabellado en un modelo de segmento B. Nos gusta especialmente que se mantengan unos mandos físicos para el climatizador que, por cierto, es monozona.

En cuanto al maletero, es cierto que la capacidad no es demasiado generosa, ya que con 332 litros, o bien hasta 1.135 litros con los asientos traseros abatidos, queda muy por detrás de un SEAT Arona (400 litros) o un Renault Captur (406 litros), por ejemplo.

Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba

Además, la boca del maletero resulta algo elevada, lo cual no facilita el proceso de carga, y los acabados tampoco destacan por su calidad. Lo mejor de todo es que contamos con una rueda de repuesto de tipo galleta, de 16 pulgadas.

Al volante

Una vez en marcha, estamos probablemente ante el motor más interesante de la oferta del Stonic, a la espera de los nuevos mild hybrid con etiqueta Eco. Se trata de un bloque de tres cilindros y turboalimentado, que sube de vueltas con ímpetu y empuja con solvencia a partir de unas 2.500 rpm. El motor resulta algo ruidoso, como la mayoría de motores tricilíndricos, pero es bastante capaz.

Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba

El cambio de doble embrague y siete velocidades resulta suave, lo cual es ideal para ciudad, aunque cabe apuntar que no contamos con levas tras el volante para accionarlo, si bien la palanca selectora tiene un modo secuencial a través del cual podemos elegir nosotros mismos la marcha en la que queremos circular.

El Stonic se antoja cómodo y muestra gran agilidad, gracias en parte a su contenido peso, y a un motor que lo mueve con brío. Sorprende todavía más el aplomo que muestra el coche en vías rápidas o a velocidades de autovía, ya que pisa con firmeza y tiene una calidad de rodadura muy buena para tratarse de un crossover del segmento de los utilitarios.

Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba

Según ficha, el consumo WLTP homologado de esta versión es de 6,1 litros cada 100 kilómetros, aunque nosotros nos hemos movido más bien en cifras de alrededor de 7,0 litros cada 100 kilómetros.

Es cierto que este Stonic 2020 no incorpora las últimas soluciones tecnológicas en materia de asistencia y seguridad, pero precisamente para poner remedio a esto la marca va a lanzar en lo que queda de año una puesta al día para este todocamino, que incorporará diferentes novedades, como una mayor dotación de asistentes de conducción.

Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba
Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT, prueba

¿Qué novedades traerá el restyling?

Cuando se ponga a la venta, en los próximos meses, el Kia Stonic 2021 añadirá, por ejemplo, variantes mild hybrid o microhíbridas para el motor 1.0 T-GDi, con sistema eléctrico de 48 V, así como equipamiento adicional, además de faros que ahora son LED para todas las funciones del vehículo y nuevos sistemas de seguridad, como el asistente de mantenimiento de carril, la alerta por cansancio del conductor, el sistema de frenada de emergencia automática con reconocimiento de peatones y ciclistas, o el asistente de ángulo muerto.

Esta actualización del modelo también añade una nueva pantalla multimedia de 8,0 pulgadas, ligeramente más grande que la del modelo saliente (7,0 pulgadas), que introduce como principal novedad la posibilidad de conexión inalámbrica, sin necesidad de cables, para Android Auto y Apple CarPlay.

Kia Stonic 1.0 T-GDi 120 CV DCT 2020

Motor Gasolina, tres cilindros en línea, turboalimentado, 998 cm³
Potencia 120 CV a 6.000 rpm
Par máximo 172 Nm entre 1.500 y 4.000 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague, 7 velocidades
0-100 km/h 10,6 segundos
Velocidad máxima 185 km/h
Consumo 6,1 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,14 m
Anchura 1,76 m
Altura 1,52 m
Peso en vacío 1.220 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 332 l
Precio base 21.234 euros