Primera prueba KIA Stonic 2018: ¡más madera!

No descubrimos nada nuevo al decir que, en el segmento de los SUV urbanos, se está entablando una batalla comercial casi sin precedentes. Pocas, muy pocas son las marcas que carecen de un representante puro en este nicho de mercado. De hecho, aquellas que se han quedado descolgadas quieren recuperar esa desventaja en poco tiempo. Es el caso de KIA con el nuevo Stonic 2018, que ya está a la venta en España.

¿Cómo pretende la firma coreana restar matriculaciones a superventas como el Renault Captur o el Peugeot 2008? Ofreciendo un producto llamativo, bien equipado, con tecnología y asistentes de seguridad de última generación, espacioso y, lo más importante, a un precio ajustado al máximo. Comencemos a desglosar todas estas virtudes en esta primera prueba, llevada a cabo en Berlín.

2018 Kia Stonic
2018 Kia Stonic

KIA Stonic 2018, colorido y desenfadado 

Asentado sobre la misma plataforma que el Rio, el KIA Stonic 2018 parte de una base diferente a la de su 'primo', el Hyundai Kona. En la teoría, esta curiosa circunstancia podría suponer un hándicap, pero, llevado a la práctica, no es así. Centrándonos en las dimensiones, es más grande que el utilitario del que deriva, llegando a 4,14 metros de longitud, 1,76 de anchura y 1,52 de altura (incluidas las barras longitudinales de techo, de serie en España).

En este punto, las medidas se pueden calificar de convencionales, aunque hay que valorar que la altura libre al suelo llega a unos valiosos 18,3 centímetros. Una cifra muy útil, sobre todo, si nos vamos a a...