Ahora mismo, si quieres conducir un coche deportivo y descapotable de Aston Martin, tienes un par de opciones en el mercado. Eso sí, no son baratas: hablamos de los Aston Martin Vantage Roadster V12 y DB12 Volante.

¿Una alternativa más asequible para disfrutar del estilo británico a cielo abierto? Pues para quien tenga un deportivo como el Mazda MX-5, el preparador Damd tiene algo para ellos. ¿Te suena ese nombre? No nos extraña, ya que la compañía japonesa ya mostró un curioso kit de carrocería inspirado en Aston Martin, tomando como base un modelo Toyota (el GT86).

No te resulta extraño el nombre de Damd, ¿verdad? Seguramente porque ya hayas leído sobre el Renault 4 clásico y moderno, con precio barato, del que te hablábamos hace algunas semanas.

Clásicos, todoterrenos, deportivos... Damd y sus locuras

Pero hay más, porque entre sus creaciones encontramos modelos basado en el Suzuki Jimny, el todoterreno más barato del mercado español, al que hemos visto convertirse en modelos de lujo como el Land Rover Defender clásico o el ya legendario Mercedes-Benz Clase G, en un TT deportivo como el Mercedes-AMG G 63, en un 4x4 americano como el Ford Bronco o en dos iconos de los rallies, como el Renault 5 Turbo o el Lancia Delta Integrale

Galería: Aston Martin descapotable con base de Mazda MX-5

Un Mazda MX-5, convertido en un Aston Martin

En esta ocasión, la preparación toma como base un Mazda MX-5 NC, o lo que es lo mismo, la generación anterior del descapotable japonés, siempre valorado por su dinámica de conducción. Un modelo que, hoy en día, se puede comprar de segunda mano en España entre 8.000 y 15.000 euros, dependiendo de la versión.

Sobre esa base, Damd propone un kit de preparación con un coste de 483.800 yenes sin pintura, 2.986 euros al cambio, que ofrece todo lo necesario para parecer un auténtico Aston Martin.

El kit exterior resulta bastante completo, ya que incluye paragolpes delantero, parrilla, entradas de aire, paragolpes trasero, distintos emblemas, las dos 'jorobas' aerodinámicas traseras... Del mismo modo, se ofrecen unas llantas DAMD DS5, que se montan sobre neumáticos Bridgestone Potenza RE050.

Eso sí, en este caso, no se hace mención a los trabajos que se han llevado a cabo en el interior. Recordemos que en el caso del Toyota GT86 se ofrecían tapicerías, molduras, volantes, instrumentación...

Galería: Renault 4 clásico moderno de Damd