Los mandos digitales pueden estar en desuso, al menos en algunas marcas. Hay muchos indicios de una vuelta decidida a los botones físicos en el interior de los coches, gracias a las peticiones de clientes y periodistas especializados, y también a la advertencia de Euro NCAP, que penalizará un exceso de digitalización. 

Un ejemplo es Volkswagen, que en los nuevos Golf, Tiguan y Passat ha cambiado los mandos hápticos del volante por unos convencionales, más sencillos de utilizar. Pero echemos un vistazo a cómo algunos interiores están volviendo a los controles 'clásicos'.

Lucid Air

Interior Lucid Air

El Volkswagen Golf vuelve sobre sus pasos

Como ya hemos mencionado, el ejemplo más llamativo de vuelta a los botones es el renovado Golf 2024, que tiene de nuevo controles físicos en el volante. En estas dos fotos puedes ver ese acertado cambio.

Volkswagen Golf (2024)

Volkswagen Golf (2024)

Volkswagen Golf (2020)

Volkswagen Golf (2020)

En el radio izquierdo, los mandos hápticos permitían gobernar el control de crucero, el mantenimiento de carril y el volumen del equipo de sonido. Lo mismo ocurría en el lado derecho, donde se gestionaban el sistema multimedia, la personalización del cuadro de instrumentos, el volante calefactable y los comandos de voz.

Volkswagen Golf (2012)

Volkswagen Golf (2012)

Como curiosidad, también te mostramos los mandos del volante del Golf 7 de 2012, con botones físicos muy similares a los del último Golf.

Volkswagen Tiguan

Una vuelta al pasado similar encontramos también en el nuevo Volkswagen Tiguan, la tercera generación que acaba de salir al mercado, que ve cómo los anteriores botones hápticos han desaparecido.

Volkswagen Tiguan (2024)

Volkswagen Tiguan (2024)

Volkswagen Tiguan (2020)

Volkswagen Tiguan (2020)

Eso sí, la parte central del salpicadero acoge una gran pantalla táctil de hasta 15 pulgadas, que integra los mandos de la climatización en la parte inferior de la misma. También la consola central apenas tiene mandos convencionales, reducidos al botón de encendido y apagado, el freno de mano electrónico y el volumen del equipo de sonido.

Volkswagen Passat Variant

En cambio, el nuevo Passat parece haber tomado el camino inverso, reuniendo todos los mandos principales de climatización e infoentretenimiento bajo la gran pantalla táctil de 15 pulgadas.

Volkswagen Passat Variant (2024)

Volkswagen Passat Variant (2024)

Volkswagen Passat Variant (2015)

Volkswagen Passat Variant (2015)

Incluso la palanca de cambios ha dado paso a una leva en el lado derecho de la columna de dirección. Eso sí, el volante se mantiene fiel, como siempre, a los mandos físicos en los radios.

Peugeot y la ergonomía interior

Un buen ejemplo de la evolución ergonómica del puesto de conducción viene de Peugeot y, en particular, de sus compactos históricos de tres y cinco puertas, empezando por el 205, pasando por el 206 y el 207, hasta llegar al recién actualizado 208.

Peugeot 205

Peugeot 205

Peugeot 206

Peugeot 206

Como se puede apreciar en las fotos, es evidente la voluntad del fabricante francés de simplificar y hacer más intuitivo el uso de unos mandos cada vez más numerosos y necesarios.

Peugeot 207

Peugeot 207

Peugeot 208 (2012)

Peugeot 208 (2012)

Especialmente significativo es el salto adelante dado con el i-cockpit de primera generación del Peugeot 208 2012, con un volante bajo y un cuadro de instrumentos elevado, mientras que los mandos de las principales funciones han seguido siendo siempre de tipo físico.

Peugeot 208 (2019)

Peugeot 208 (2019)

Peugeot 208 (2024)

Peugeot 208 (2024)

Posteriormente, la segunda generación del i-cockpit que debutó en el 208 de 2019 incorporó la botonera tipo piano bajo la pantalla táctil para acceder rápidamente a determinadas funciones. El volante también conserva los botones físicos.

Tesla ha dicho adiós a los botones

Si analizamos las marcas que apuestan todo por los controles digitales, debemos mencionar a Tesla o Lucid. El nuevo Model 3, por ejemplo, ya no cuenta con una palanca en la columna de dirección, sino con botones para los intermitentes en la parte izquierda del volante y la selección de marchas en la pantalla táctil.

Nuova Tesla Model 3 (2023)

Tesla Model 3 (2023)

Siguiendo este camino minimalista están los fabricantes chinos de coches eléctricos más recientes, como BYD, que recogen casi todas las funciones en la pantalla del salpicadero. Otro ejemplo es el Volvo EX90, del grupo Geely. En cambio, el nuevo Renault 5 E-TECH Electric apuesta por mandos clásicos para la climatización. 

Renault 5 E-Tech Electric 2024

Renault 5 E-TECH Electric (2024)

BYD Seal U (2024) - Foto della Prova su Strada

BYD Seal U (2024)

Volvo EX90

Volvo EX90

Por su parte, las marcas históricas europeas como BMW, Mercedes-Benz y Porsche aún parecen dudar si adoptar plenamente la filosofía 'sin botones' de Tesla y actualmente se encuentran a medio camino. No hay más que ver los interiores de los Serie 5, Taycan y Panamera, o EQS.

BMW Serie 5

BMW Serie 5

Mercedes-Benz EQS

Mercedes-Benz EQS

Porsche Panamera

Porsche Panamera

Porsche Taycan

Porsche Taycan