Antes de que McLaren empezara a fabricar sus propios coches de calle, el fabricante británico colaboró con Mercedes-Benz en el famoso SLR. Las dos marcas nunca realizaron cambios importantes durante los ocho años de producción del modelo, pero sí introdujeron una versión roadster. 

Uno de estos ejemplares, que se cree que es el único cabrio fabricado originalmente en color amarillo, está en la actualidad a la venta en el Reino Unido. Así que si te gustaban los Mercedes-Benz SLR Roadster, ahora tienes una oportunidad.

Galería: Mercedes-Benz SLR McLaren Roadster en venta

El SLR está como nuevo, con sólo 98 kilómetros en el cuentakilómetros. Es una cifra bastante asombrosa para un coche que tiene más de diez años. Combina su brillante carrocería amarilla con una capota de tela marrón.

Dicha capota oculta un interior con asientos de tipo baquet de fibra de carbono, un volante bicolor y molduras negras. Los asientos, acabados en cuero Classic 300 SL Red y Silver Arrow, llevan las letras SLR y costuras negras de contraste.

Mercedes-Benz SLR McLaren Roadster à vendre

¿Uno de los Mercedes-Benz más bonitos de la historia?

Las llantas de aleación ligera de 19 pulgadas, con su diseño en forma de turbina, ocultan pinzas de freno rojas. Bajo el capó hay un motor V8 sobrealimentado de 5,4 litros que produce 626 CV y 780 Nm de par.

Eso es mucha potencia, incluso en la actualidad, y aún más en la década de 2000, cuando muy pocos coches de calle podían presumir de semejante potencia. El SLR también tiene un cargador de CD para que puedas escuchar tus canciones clásicas favoritas.

Mercedes-Benz SLR McLaren Roadster à vendre

El SLR Roadster costaba unos 500.000 euros cuando se vendía como nuevo, y este precioso coche amarillo va acompañado de la factura de compra, la documentación y el certificado de conformidad del fabricante del coche. Entre 2003 y 2010 se produjeron más de 2.000 ejemplares del SLR. Sólo 520 de ellos eran descapotables.

Pero este superdeportivo, fabricado en colaboración con McLaren, fue desplazado por otro superdeportivo igualmente notable: el SLS AMG, que hacía referencia al legendario Mercedes-Benz 300 SL.

Galería: Mercedes-Benz SLS AMG Black Series