Aunque los SUV son un éxito absoluto, no debemos descartar otras categorías de los más atractivas. ¿Un ejemplo? El segmento de los utilitarios, donde encontramos modelos tan interesantes como el Volkswagen Polo.

Este vehículo, fabricado en España, destaca por el rendimiento de sus motores, una habitabilidad notable (con un maletero de hasta 351 litros) y unos niveles de seguridad elevados. Por tanto, es uno de los mayores rivales de los Citroën C3, Hyundai i20, Opel Corsa, Peugeot 208, Renault Clio y Toyota Yaris.

Galería: Volkswagen Polo 2021

El Volkswagen Polo TGI sigue vivo

A pesar de este nutrido grupo de cualidades, muchos usuarios desean una mecánica con etiqueta Eco. Y debemos recordar que el Volkswagen Polo ya contaba con una opción TGI de gas natural comprimido (GNC), pero el fabricante dejó de apostar por esta tecnología, cediendo el protagonismo a los eléctricos.

Además, el precio de este combustible escaló hasta unos límites insospechados, llegando a triplicar su precio en 2022 (unos 3 euros/kg). Todo esto hundió la demanda por parte de los usuarios, y obligó al Grupo Volkswagen a retirar estos motores del catálogo.

Volkswagen Polo 2021

Pero parece que las aguas vuelven a su cauce, y actualmente podemos encontrar el gas natural comprimido a un precio mucho más razonable (en torno a 1 euro/kg). Además, si investigamos en el mercado europeo… ¡vemos que el Volkswagen Polo TGI sigue vivo! Por ejemplo, el Model Year 2024 mantiene este motor para los clientes italianos.

Datos de la motorización TGI

El Volkswagen Polo 1.0 TGI 2024 se vincula con una caja de cambios manual de seis relaciones. Desarrolla una potencia de 90 CV y transmite 160 Nm de par máximo al eje delantero (entre 1.800 y 3.800 rpm).

Volkswagen Polo 2021

La marca declara una velocidad punta de 183 km/h y un gasto combinado de 5,60 kg/100 km, por el ciclo de homologación WLTP. Cuenta con los depósitos GNC de 13,8 litros bajo el suelo y un tanque de gasolina con 9 litros; el espacio para el equipaje se sitúa en 251 litros.

En Italia, esta versión tiene un precio de 25.400 euros con el acabado Life y 27.450 en el Style. Las tarifas suponen un incremento de 1.600 euros respecto al bloque de gasolina convencional 1.0 TSI de 95 CV, con idéntica terminación. Por tanto, sólo queda hacerte una pregunta: ¿te gustaría que regresara esta variante con etiqueta Eco a España?