Durante décadas, Mopar ha sido el proveedor oficial de accesorios para modelos de Chrysler, Jeep y Dodge, y en 2023 no podían faltar ediciones especiales Mopar, aunque en este caso resultan un poco agridulces, ya que estos dos modelos desaparecerán el próximo año.

Tanto el Dodge Challenger como el Dodge Charger, que son la base de la edición especial Mopar 2023 que hoy nos ocupa, se despedirán pronto del mercado, ya que la producción concluye el próximo mes de diciembre, por lo que estas versiones Mopar con motor HEMI V8 sirven al menos como merecida despedida.

Estas dos ediciones se llaman simplemente Mopar Dodge Challenger y Charger 2023, y es la primera vez que se ofrecen para ambos modelos al mismo tiempo. Los dos coches están basados en las versiones R/T Scat Pack, con carrocería ensanchada y el motor 6.4 HEMI V8 bajo el capó.

Eso sí, el kit de Mopar es meramente estético, por lo que el motor V8 atmosférico de 6,4 litros mantiene sus 492 CV de potencia, en ambos casos. Ahora bien, mientras el Challenger (el dos puertas) incorpora de serie una caja de cambios manual de seis velocidades y ofrece en opción una automática de ocho marchas, el Charger es solo automático.

2023 Dodge Charger And Challenger Mopar Special Edition

Tanto el sedán como el coupé llevan una suspensión más deportiva y un equipo de frenos que cuenta con pinzas Brembo de seis pistones delante y cuatro detrás, con un acabado Mopar en tono azul, en lugar de ser negras. Las llantas, por su parte, son de 20 pulgadas y calzan neumáticos traseros en medida 305/35.

Entre el resto de modificaciones destacan la gruesa franja en color negro mate que atraviesa la carrocería, perfilada en color azul, o el logotipo de Mopar de la parrilla, que también está terminado en tono azul. En la zaga encontramos un spoiler de fibra de carbono que es exclusivo de estas dos ediciones.

En el habitáculo los cambios son mínimos, pero sí hay por ejemplo alfombrillas especiales con distintivo Mopar, instrumentación también con la inscripción Mopar o una bandeja de goma para el maletero, por ejemplo. En cuanto al precio, el paquete Mopar Special Edition añade 3.995 dólares (unos 3.600 euros) a la tarifa de los Scat Pack Widebody: 55.855 dólares el Challenger y 57.920 el Charger.

La producción de estas dos ediciones especiales Mopar estará limitada a 440 ejemplares en total, que corresponden a 220 unidades de cada uno de los coches.

En principio, 200 Charger y 200 Challenger están destinados al mercado de Estados Unidos, mientras que los 20 restantes de cada modelo se venderán en Canadá.